Molino de Ideas

06 de Noviembre de 2012
3
Molino de Ideas

Cuando pensamos en nuestro lenguaje es fácil que se nos vengan imágenes de libros, escritores, palabras, letras, ortografía, caligrafía, exámenes de lengua, analizar frases, consultar diccionarios, etcétera. Quizá es menos común relacionarlo con un ordenador o un dispositivo móvil, sin embargo, estamos en un momento de expansión tecnológica, de integración y uso normalizado de las TIC en los contextos educativos, y esto tiene también que influir en la forma de enseñar y aprender lengua.

 

A pesar de existir variedad de recursos y aplicaciones para trabajar la lengua en el aula utilizando tecnologías, nos damos cuenta de que muchas de ellas no están hechas de forma que entiendan al usuario, sino que es éste quien tiene que entender a la herramienta para poder utilizarla de forma correcta. Esta realidad tecnológica nos plantea un interrogante: ¿Podemos crear herramientas que entiendan a los estudiantes de una lengua y que faciliten su aprendizaje de forma más ajustada?

 

Precisamente esta es una de las propuestas de Molino de Ideas. La de crear tecnología lingüística que se basa en el Procesamiento del Lenguaje Natural (PLN). Aplicando el PLN, podemos conseguir, por ejemplo, que un conjugador entienda las irregularidades en la conjugación verbal o que conjugue verbos inventados por los estudiantes. Las herramientas tecnológicas entenderían lo que el usuario quiere consultar, crear, hacer, y le respondería dando soluciones entendibles para él.

 

El papel del docente en el aprendizaje de la lengua sigue siendo fundamental, la tecnología por sí sola no va a mejorar el aprendizaje del alumnado, pero si la metodología que aplique el docente es buena y tiene en cuenta la mejor tecnología lingüística, el camino hacia el aprendizaje de la lengua será mucho más fácil y, sobre todo, significativo.

 

Por otro lado, el componente lúdico es imprescindible en este proceso de enseñanza-aprendizaje, la forma natural de aprender, desde nuestra infancia, está rodeada de juegos, también el aprendizaje de la lengua. ¿Por qué no envolver el proceso de aprendizaje con una tecnología que además de entendernos nos hace divertirnos? La motivación hacia el lenguaje será mayor, la experiencia del estudio de la lengua será mucho más positiva y dinámica sin perder rigor.

 

En la línea de la ludodidáctica encontramos un amplio repertorio de propuestas tecno-lingüísticas para el aprendizaje de la lengua española: Onoma, el conjugador de verbos que conjuga todos los verbos regulares o irregulares, recogidos por la RAE o inventados; Refranario, un diccionario de refranes; Fonemolabs, el laboratorio fonético, con aplicaciones que permiten desde aprender a vocalizar correctamente hasta encontrar palabras que riman, etcétera; Molinarium, con herramientas que apoyan el aprendizaje del latín; Molino Labs, espacio lingüístico para la investigación y el aprendizaje del español (Mezclador de refranes, Silabeador, Insultador, Anagramador, etc); Gomino Labs, ejercicios para practicar y autoevaluarte, por ejemplo de ortografía con el Ortógrafo, o jugar con el Doctor Cuaicap, demostrando tu riqueza léxica. Son algunos ejemplos de lo que un docente o estudiante puede encontrar en la web.

 

¿Próximos proyectos? Desde Molino se tiene la certeza de que hay muchas formas de entender la realidad, tantas realidades como personas, tantos métodos como docentes, y por tanto, lo ideal sería que los docentes e interesados en el idioma pudieran construir sus propias aplicaciones o personalizarlas, adaptándolas a las necesidades concretas de su alumnado, pero con la calidad tecno-lingüística que ofrece Molino de Ideas, y esto será una realidad dentro de poco con Apicultur, un servicio para obtener y compartir APIs lingüísticas con las que poder realizar aplicaciones que utilicen el español, por ejemplo, diccionarios, o buscadores lematizados, por mencionar alguna de las infinitas posibilidades.

3 Comentarios

(SM no se hace responsable de los comentarios realizados por los usuarios).
Sergio 07 de Noviembre de 2012

Muchas gracias por ayudarnos con vuestras herramientas en nuestra labor. Sois geniales. ¡Enhorabuena, molineros!

¡Muchas gracias, Sergio! Encantados de ser útiles a la comunidad educativa y de poder contar con vosotros para mejorar nuestros proyectos. Abrazo molinero 🙂

Molino de ideas hace honor a su nombre y sus aspas siguen animando a tantos educadores confiados en que otra educación es posible. ¡Gracias por tanto y tan buen trabajo!

Déjanos tu comentario

Rellena el siguiente formulario si quieres dejarnos tus comentarios. Es necesario rellenar todos los campos del formulario. Debes aceptar la política de privacidad antes de publicar. Todos los comentarios serán moderados y podrán ser eliminados si no cumplen las condiciones de publicación.

*:

*: