TocaMates: Matemáticas manipulativas y creatividad

25 de Abril de 2013
1
TocaMates: Matemáticas manipulativas y creatividad

Joseángel Murcia es licenciado en matemáticas por la Universidad de Murcia, con más de 10 años de experiencia en la educación secundaria en centros de educación pública y privada. Desde que es padre decidió profundizar en la didáctica de las matemáticas en infantil y primaria ya que piensa que las mates no se tocan lo suficiente. 

En Septiembre de 2012 presentó TocaMates a los premios bitácoras.com y gracias al apoyo de sus contactos y seguidores, y del prestigioso jurado, ganó el “Mejor Blog de Educación 2012”

 

Según tu experiencia, ¿cuáles serían las principales características que debería tener todo profesor de matemáticas?

Todo profesor debe tener empatía y flexibilidad para adaptarse a las circunstancias concretas que se den en el aula. En el caso específico de las matemáticas, esta capacidad de adaptación se traduce en que sea capaz de identificar situaciones de aprendizaje de las matemáticas en las experiencias cotidianas y del entorno. Los mejores problemas de matemáticas son los que surgen sobre la marcha, y son los mejores porque son sus problemas. Por ejemplo, en infantil una niña va a tener un hermanito, que nacerá cuando ella tenga 5 años, se le puede preguntar cuántos años tendrá cuando el hermanito cumpla 4, que es un problema matemática que habla su lenguaje y que responde a sus propias inquietudes. Las maestras de infantil son muy conscientes de eso y lo aprovechan. Hay que esforzarse por dejar a un lado el programa durante cinco minutos y aprovechar las circunstancias que se dan todos los días -o que provocamos nosotros- para hacer aprendizaje, que por próximos y reales, les sean verdaderamente significativos.

Desde TocaMates insisto mucho en que los padres y madres se tienen que implicar también en vivir una matemática lúdica, divertida e interactiva. Descubrir y practicar la fotografía matemática es útil y divertido. ¿Por qué? Pues porque es algo que podemos hacer juntos y resulta muy accesible, ya que estamos rodeados de formas geométricas, simetrías, repeticiones… que muchas veces nos pasan desapercibidas, pero están ahí. La propuesta del concurso consiste en salir a la calle juntos para buscar esas matemáticas cotidianas y documentarlas con una fotografía. Con dos, de hecho, porque pido una segunda fotografía del niño en el contexto de la foto para asegurar la originalidad y la actualidad de la foto. Esa imagen no será publicada, pero nos garantiza la autoría. Que padres e hijos salgan a la calle y hablen de matemáticas, que la foto sea más o menos primaveral se tendrá en cuenta, pero no será vital en ningún caso.

En tu blog hablas mucho sobre la matemática manipulativa, ¿cómo podemos compaginar este tipo de aprendizaje con las nuevas tecnologías? 

Una de las principales dificultades que encontramos en las matemáticas es la de configurar la imagen mental de sus objetos y operaciones, muchas veces muy abstractas. Las nuevas tecnologías favorecen las representaciones. Una ficha -aunque tenga colores- tiene la dificultad de distinguir fondo y forma, eso es algo que en una tablet está bastante más claro. Los niños habitan entornos digitales cada vez más pronto, aprendiendo sus convenciones cada vez antes, eso es algo que tenemos que aprovechar los maestros y profesores sin renunciar a que manipulen otros objetos utilizando las manos,  que son  la puerta de entrada de muchos aprendizajes en edades tempranas.

¿Cuál crees que es el secreto para que un niño no “odie” las matemáticas?

No hay un secreto, nada garantiza que no vayamos a tener una experiencia negativa que nos deje tocados para el resto de nuestra vida. Ayudaría que padres y maestros entendamos que las matemáticas son difíciles al igual que es difícil subir una montaña, como dice Maria Antònia Canals. La gente no se cuestiona la belleza de ir al campo, ni lo bueno que es para el cuerpo, pero tampoco se plantean emprender el ascenso a un 8000 sin equipamiento, preparación, esfuerzo y dedicación. Hay que entrenarse correctamente e ir asegurando las posiciones antes de emprender nuevas ascensiones, siempre aclimatándose previamente y con el equipamiento adecuado. Y si una vía fracasa se toma una alternativa o se vuelve hacia atrás. O se queda uno en disfrutando del paisaje,  que no a todo el mundo le gusta la escalada.

Cada semana propones, a través de tu blog y de tu perfil de Facebook, un reto matemático. ¿Nos puedes proponer el reto que más te haya gustado?

El del donut, me lo propuso una alumna y tiene un enunciado muy sencillo “¿cómo cortarías un donut en 8 trozos iguales realizando solo 3 cortes?”. Es un problema de pensamiento lateral que cumple muy bien la principal de las funciones que tenemos que perseguir  los profesores al plantear un problema: que piensen. Este, además, tiene varias soluciones, que es otra característica que debemos buscar los profesores. Saber resolver problemas es importantísimo, y está muy bien valorado en la sociedad, para ello debemos hacer de la resolución de problemas una actividad central del aprendizaje de las matemáticas. Y solo se aprende resolviendo muchos y muy variados.

Desde SM Conectados sólo nos queda darte las gracias por la entrevista y esperamos seguir aprendiendo “tocando las mates”. 

1 Comentarios

(SM no se hace responsable de los comentarios realizados por los usuarios).

Déjanos tu comentario

Rellena el siguiente formulario si quieres dejarnos tus comentarios. Es necesario rellenar todos los campos del formulario. Debes aceptar la política de privacidad antes de publicar. Todos los comentarios serán moderados y podrán ser eliminados si no cumplen las condiciones de publicación.

*:

*: