Entrevista a Casa del lector

30 de Mayo de 2013
5
Entrevista a Casa del lector

Antonio BasantaAntonio Basanta Reyes es Vicepresidente Ejecutivo y Director General de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez.

La Fundación Germán Sánchez Ruipérez está desarrollando, a través de Casa del Lector, su nuevo Centro Internacional para la Investigación, el Desarrollo y la Innovación de la Lectura, su programa Diálogos de Lectura, una amplia oferta formativa para los diversos mediadores implicados en la formación de lectores (docentes, bibliotecarios, familias, etc.), ofreciendo nuevas maneras y recursos para consolidar la formación lectora de nuestros niños y jóvenes.

Dentro de este programa, y con el nombre de Diálogos de Primavera, han puesto en marcha cuatro intervenciones formativas de las que en este momento queda por desarrollar la última:

Lectura curricular y lectura en libertad. Niños y jóvenes ante los desafíos de la literatura (5 y 6 de abril) http://casalector.fundaciongsr.com/story.php?id=391

Jugando al teatro con la literatura: Cuando el aula es un mar (19 y 20 de abril) http://casalector.fundaciongsr.com/story.php?id=397

Cómo hacer lectores competentes. Propuestas creativas en Lengua y Literatura en Secundaria y Bachillerato (9 a 11 de mayo) http://casalector.fundaciongsr.com/story.php?id=395

Lectura y estrategia digital: dispositivos, formatos, contenidos, personas. Cosas útiles que puedes hacer por ti y tus usuarios desde el móvil (6 a 8 de junio) http://casalector.fundaciongsr.com/story.php?id=399

En esta entrevista hablamos con Antonio Basanta, Vicepresidente Ejecutivo y Director General de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez y experto en lectura.

Comencemos la entrevista con una pregunta que nos parece de especial relevancia en el mundo actual: Antonio, ¿consideráis desde Casa del Lector que la irrupción de los dispositivos móviles en los hábitos de lectura del público infantil y juvenil modifica sustancialmente el modo en el que nuestros alumnos leen y comprenden los contenidos que aparecen en los libros que consultan?

Lo digital, como tantas otras facetas de nuestra vida, ha revolucionado el ecosistema de la información y la comunicación. Y, por tanto, de la lectura.

Lo que ayer parecía un territorio precisamente definido, hoy se abre en mil y una direcciones. El tejido –textum, texto– se amplía. Y por los poros entran nuevas formas de expresarlo, de complementarlo, de iluminarlo…Las posibilidades lectoras se amplían de forma extraordinaria y el propio hecho de leer adquiere un valor realmente estratégico.
Sin lectura, la información es vacía y estéril. Con ella, nada deja de ser comprensible e interpretable.

Y ese es el arte al que la escuela tiene que volver o llegar de manera imprescindible. Leer siempre formó parte de su “constitución”. Pero hoy me atrevo a decir que es el artículo primero, el que debe encabezarla si por leer entendemos algo más que la simple destreza alfabetizadora. Leer es una forma de descubrir e interrelacionar con la realidad.

Una forma de ser y de estar en el mundo. Una manera de vivir.

Si no queremos que se imponga el modo superficial, desarticulado, descomprometido al que tantos contenidos multimedia tienden o acostumbran, formemos lectores competentes, con capacidad para comprender, interrelacionar, seleccionar ,comparar y elaborar personalmente el conocimiento.

¿Cómo creéis que debería ser un libro electrónico en su formato ideal para los alumnos de Educación Infantil, Primaria y Secundaria?

Al hablar de libro electrónico debemos tener en cuenta dos aspectos bien distintos: el soporte y los contenidos. Nadie duda de que como soporte, el libro electrónico posee un gran atractivo para nuestros estudiantes, alejado del aburrido estereotipo del libro de texto tradicional. Ahí reside una ventaja que debemos aprovechar.

Pero el gran reto está en la capacidad de que los soportes electrónicos contengan y transmitan contenidos educativa y didácticamente relevantes. O lo que es lo mismo: no trasponer una página a una pantalla, sino saber que ese nuevo mundo está lleno de posibilidades que habremos de saber aprovechar para aumentar nuestra capacidad de enseñar y de aprender. No caigamos en la banalización de las herramientas.

Profundicemos en el valor de los contenidos. Y sepamos que, del mismo modo que iluminábamos los textos en los viejos pergaminos, hoy la tecnología lo puede hacer de forma eficacísima. Pero que alumbren para ver no para cegarnos.

¿Es posible que los nuevos métodos de lectura estén convirtiendo este hábito en una actividad mucho más social?, ¿cómo puede aprovechar un profesor estas nuevas capacidades que ofrecen los dispositivos móviles de lectura dentro del aula?

La dimensión social de la lectura es algo que siempre me ha resultado extraordinariamente atractivo. Desde la imagen de los grupos que escuchaban la lectura que alguien contaba o cantaba a la de los lectores que, en torno a un libro, en forma de club o similar, intercambian sus experiencias lectoras. Algo que, por otra parte, como demuestran las investigaciones del profesor Emilio Sánchez Miguel, que contribuye decisivamente a la mejor comprensión de lo leído.

Redes sociales de lectoresEs cierto que las nuevas tecnologías, en la medida en que favorecer los procesos de conexión, pueden ser valiosos auxiliares para todo eso.

Y en el entorno de un aula las posibilidades son enormes. ¿Por qué no ponerse en relación con lectores de los libros que nosotros estemos descubriendo? ¿O juntos realizar una búsqueda que complete nuestras lecturas? ¿O establecer la relación con el autor, el ilustrador, el editor de esa obra…?

Todo ello supone asumir una nueva y liberadora jerarquía en la escuela, donde el profesor es indispensable, pero no en el papel convencional, sino como motor del entusiasmo, del interés, de la curiosidad, de la creatividad, del privilegio de aprender y de vivir. En la escuela de hoy todos enseñamos y todos aprendemos. El respeto se ha de basar en el deseo de emulación, en la ejemplaridad, en la atracción de quien sigue interesado en saber. El resto no sólo es añejo sino inservible y contraproducente.

Es muy habitual que dentro de la diversidad de los alumnos en el aula nos encontremos con algunos con una mejor capacidad lectora frente a otros que, por sus propias características (por ejemplo alumnos con Déficit de Atención por Hiperactividad) pueden sufrir al tener que realizar este tipo de tareas. ¿Consideráis que los nuevos métodos de lectura pueden significar un avance significativo para acercar la lectura a estos últimos?

Las nuevas herramientas y formas de leer pueden contribuir de modo muy positivo al desarrollo de las capacidades, destrezas y habilidades de cada estudiante. Pero siempre y cuando desterremos la uniformización como sistema y la mímesis como objetivo. No hay nada más fascinante en el ser humano que su carácter singular. Y es desde esa singularidad, que no individualismo, desde la que nosotros tenemos que ayudar a que se despliegue el andamiaje de la vida de cada cual. Pensar que el éxito de la pedagogía es pretender que todos lleguen del mismo modo, en el mismo momento, al mismo lugar no es sino una equivocación que sólo puede acarrear frustración. Para el alumno y para el maestro.

El día que la escuela asuma que cada alumno es la medida del mundo, de su mundo, y que nuestra labor como docentes consiste en obtener de cada cual lo que cada cual tiene de irrepetible, habremos dado un paso decisivo para que ella, la escuela, vuelva a ser la institución social básica, que es a lo que tiene que volver.

A todo ello pueden ayudarnos enormemente las nuevas herramientas, pero siempre y cuando el profesor esté dispuesto a emplearlas favoreciendo y respetando los ritmos y capacidades de cada estudiante, logrando que cada uno vaya progresando, madurando y aprendiendo en función de sus peculiaridades.

¿Cuántas horas consideráis que son adecuadas para fomentar la lectura dentro del aula?, ¿y en los domicilios de los alumnos?

Uno de los vicios más perniciosos asociados a la lectura es su medición cuantitativa. Es más: uno no lee mejor por leer más. Es exactamente al revés: lee más porque sabe leer mejor.

Dejemos de obsesionarnos por las cifras, tantas veces importadas al mundo de la educación y la cultura desde la propia producción empresarial o industrial.

Lo importante no es lo mucho o poco que leamos, sino el modo en que lo hacemos. El para qué. El por qué. El con qué pretensiones y consecuencias…

Leer es crear un clima para el descubrimiento. Del otro y de lo otro. Que sólo así termina uno de conocerse, al menos en parte, a uno mismo. Nosotros tenemos que preparar el escenario, el ambiente. El resto lo han de hacer el lector y su lectura, que son los verdaderos protagonistas de la obra.

Por tanto, sí a la dedicación de un tiempo para leer. Pero siempre que ese tiempo lo rija la libertad, la ausencia de imperativos, el dulce y puro deseo de transitar por lo leído, sin más pretensión que la de que la lectura se quede con nosotros. Porque ese uno de sus secretos: no se es igual antes que después de leer. Y es que la lectura es un hecho transformador. Cada vez que creamos una situación de lectura en el aula y en el hogar nos jugamos mucho pues no podemos permitirnos producir actos fallidos, experiencias negativas o frustrantes. Y un apunte final: no podemos confundir los roles y pretender que los padres sean los encargados de enseñar a leer a sus hijos. Esa es tarea irrenunciable de los profesionales de la educación. En lo que las familias pueden ayudar, y de qué manera, es en crear un clima, una complicidad, un atractivo, una participación. Como en el antiguo lema religioso: la familia que lee unida, permanece unida.

Dentro del plan en el que estáis trabajando ya hay tres formaciones que habéis realizado. ¿Nos puedes contar cuáles han sido las principales conclusiones a las que habéis llegado con los docentes que han participado en ellas?

En primer lugar, en las tres intervenciones formativas que ya hemos desplegado (“Lectura curricular y lectura en libertad”, “Jugando al teatro con la literatura” y “Cómo hacer lectores competentes”) han participado no solo docentes, sino un abanico muy amplio de perfiles profesionales (bibliotecarios, escritores, actores, directores, editores, libreros, amas de casa, dependientas, madres y padres…). Y lo subrayamos porque esta variedad es una de nuestras riquezas pues cada uno de nuestros asistentes aporta una perspectiva única, muy estimulante y eficaz para conseguir amasar un proyecto diferente.

Cuando gestamos Diálogos de Lectura, tuvimos claro que no queríamos reproducir modelos tradicionales de formación (un curso que comienza tal día y concluye tal otro y que acaba ahí), sino que hemos articulado intervenciones formativas que nos permitan crear comunidades capaces de crear y gestionar conocimiento, es decir, que los cursos serán el principio de un proceso pues después nuestros visitantes estarán invitados a participar en otras propuestas y a formar parte de una comunidad que siga creando y construyendo ideas, discursos, debates, materiales, etc.

Casa del Lector se define como un centro de innovación de la lectura y estamos empeñados en defender un concepto de innovación que no trate de empeñarse en ofrecer cosas nuevas, impactantes, diferentes; lo innovador es lo que añade valor a las personas que desarrollan el proyecto y también, y sobre todo, a quienes nos visiten. ¿Cómo se añade valor? Satisfaciendo las necesidades y expectativas de unos y otros en todo momento. Si no tenemos en cuenta esto corremos el riesgo de precipitarnos en una cascada irreductible y frustrante del “¿y ahora qué hacemos para sorprender?”, cuando el acento lo debemos poner en escuchar, en observar, en tomar y dar la palabra a nuestros usuarios para conocer lo que esperan, lo que buscan en Casa del Lector. Y parece que vamos por buen camino pues en las exhaustivas evaluaciones que rellenan nuestros alumnos al finalizar cada curso o taller la mayoría de ellos se muestra muy satisfecha y dispuesta a crear esas comunidades.

Juan MataA este respecto, os recomendamos leer la entrada que, bajo el título “Juan Mata: Hay que lograr comunidades de lectores confabulados para el encuentro entre libros y niños“, Casa de Lector ha publicado en su blog.

Sin duda, en ella el profesor Juan Mata nos ofrece las bases para crear una auténtica comunidad lectora con nuestros alumnos: Comunidades de lectores

 

A través de la prensa hemos podido conocer que la Fundación Germán Sánchez Ruipérez va a iniciar un plan para modernizar los sectores vinculados al libro y a la lectura, ¿nos puedes adelantar algo de este plan?, ¿cuáles son sus objetivos más importantes? http://www.lavanguardia.com/20130509/54373940020/la-fundacion-german-sanchez-ruiperez-modernizara-con-84-000-euros-los-sectores-vinculados-al-libro-y.html

Establecer cuáles son las coordenadas del editor en el contexto digital. Proporcionarle las estrategias para identificar, descubrir y asociar contenidos. Acercarle a la ingente creación autoral que se “esconde” en internet. Acercarle las herramientas que hagan más visible, notoria y menos costosa su presencia en el medio. Mostrarle los modelos de negocio que ya están madurando en otros lugares. Aprender de todos ellos: de sus fortalezas y de sus debilidades.

¿Habrá una segunda fase de formaciones y coloquios dentro de Casa del Lector?, ¿cuándo y dónde tendrán los profesores información para poder solicitar acceso a la misma?

Casa del Lector es mucho más que Diálogos de Lectura, el proyecto del que estamos hablando. En nuestra web (http://casalector.fundaciongsr.com/) se puede obtener toda la información actualizada de nuestra programación del mes corriente y también un avance de los siguientes eventos. El visitante comprobará que le ofrecemos exposiciones, presentaciones de libros, talleres de creación literaria, una variada oferta de actividades para niños y familias, proyecciones, tertulias, etc.

En cuanto a Diálogos de Lectura, hemos diseñado un amplio proyecto con iniciativas a corto, medio y largo plazo que iremos ofreciendo a partir de septiembre. Estamos hablando, por ejemplo, de jornadas sobre álbum ilustrado, bibliotecas escolares, el papel de la familia en el desarrollo del hábito lector de sus hijos, comprensión lectora, narración oral, diseño de planes de lectura, entre otros. Siguiendo la web con regularidad o dándose de alta en nuestro boletín (http://casalector.fundaciongsr.com/newsletter.php) se puede estar al día de las novedades.

Por último, nos gustaría cerrar la entrevista con tu opinión como experto para animar a los docentes a realizar planes de fomento de la lectura dentro del aula. ¿Nos puedes dar algún consejo para aquellos que todavía no se han atrevido a iniciar este trabajo?

Más que un consejo lo que me gustaría es sugerir una pregunta: ¿es conveniente diseñar planes de lectura en los centros escolares? Más que conveniente, más que necesario: imprescindible. Planes en los que estén contemplados los diversos tipos de lectura (recreativa, de consulta, de análisis, investigación, estudio, búsqueda de información…), que incorporen los más diversos ejes temáticos y que sean diseñados, desarrollados, evaluados y enriquecidos por las aportaciones e implicación activa y leal de todos los miembros de la comunidad educativa.

 

Queremos agradecer a Antonio Basanta, y a la Fundación Germán Sánchez Ruipérez, su excelente trabajo y el tiempo que nos han dedicado para poder llevar a cabo esta entrevista. Sin más, os animamos a seguirlos y a participar con ellos de las interesantes acciones formativas que proponen: http://casalector.fundaciongsr.com/

5 Comentarios

(SM no se hace responsable de los comentarios realizados por los usuarios).

Me parece muy inteligente la orientación dada por la Fundación German Sánchez Ruipérez a su política de animación lectora. Creo que es muy importante incorporar a esta tarea a profesionales comprometidos que sepan despertar la emoción de los niños y resaltar los aspectos más lúdicos del bello oficio de escribir y del propio placer que causa la aventura de leer. Creo que esto se puede hacer sin renunciar a despertar el pensamiento crítico.
La emoción lleva a la imaginaACCIÓN.

Hace ya muchos años tuve la suerte de coincidir en la Facultad de Ciencias de la Información de la Complutense de Madrid, con un estudiante que a su vez era profesor de Educación Primaria y que tenía la maravillosa vocación de inculcar a sus alumnos el amor a la Literatura.

Muchas años después me reencontré con él y le ví actuar como un fantáastico MAESTRO. Kepa Osoro seguía siendo un profesional vocacional, capaz de inocular, a quien quisiera oirle, el dulce veneno de la afición a la lectura. Las palabras sensibles de Antonio Basanta, me evocan el pensamiento sensible, coherente y comprometido de un MAESTRO de maestros que habla del poder de la palabra como antídoto de la sinrazón. Es un mensaje que muchos niños tuvieron la suerte de disfrutar y que muchos adultos necesitamos oír a menudo para sentir que la literatura es el mejor desactivador de la locura que a veces se impone en un mundo a menudo sin rumbo. Gracias.

Agustín García Matilla

Urko Ayestarán 04 de Junio de 2013

Felicito a Antonio Basanta por sus interesantes reflexiones que demuestran que sigue siendo un referente en el mundo de la lectura y que mantiene su condición de visionario al estar en constante proceso de descubrimiento y exploración de nuevas vías y lenguajes por los que transitar por la lectura.
Y esta felicitación tiene aún mayor sentido cuando acabamos de enterarnos del cierre del Centro Internacional del Libro Infantil y Juvenil (CILIJ) de Salamanca que permitió a la FGSR convertirse, también a nivel internacional, en un emblema del rigor, la innovación y el compromiso ético y social en torno a la LIJ y la lectura. Vaya desde aquí todo nuestro apoyo y ánimos para los trabajadores y mi más sincera felicitación por su excelente trabajo durante los años de vida del centro.

Lus Garcia 05 de Junio de 2013

En unos momentos en los que asistimos a un implacable cerco a la cultura mediante la imposición de desproporcionados impuestos que graban numerosas manifestaciones artísticas, Casa del Lector se ha convertido con sus extensas actividades en un privilegiado lugar de formación y reflexión.
Y es que la lectura, como ninguna otra actividad del ser humano, nos permite abrir la mente a todo aquello que nos rodea y a descubrir fórmulas imaginativas con las que vencer las dificultades, las injusticias y la sinrazón que hoy impregna el quehacer de muchos de nuestros políticos.

ANTONIO BASANTA REYES 05 de Junio de 2013

Para Urko

Gracias por tus cariñosas palabras.
No cerramos el Centro de Salamanca. Queremos que en él continúe una parte importante de su labor, en colaboración con las entidades responsables de la gestión en la ciudad de las bibliotecas públicas.Nosotros queremos centrarnos especialmente en proyectos de innovación, porque nos parece que es lo mejor que la Fundación puede ofrecer a todo el ecosistema lector, en momentos de cambios tan profundos. Otra cosa es cómo se esté contando nuestra decisión. Y el modo en que algunos nos hieren con sus insultos y maledicencias.
Creo que la Fundación merece una confianza que tiene más que ganada.
Y todos tenemos que evolucionar o simplemente desapareceremos.
Un abrazo.

  • Pingback: Entrevista a Casa del lector | SMConectados | C...

  • Déjanos tu comentario

    Rellena el siguiente formulario si quieres dejarnos tus comentarios. Es necesario rellenar todos los campos del formulario. Debes aceptar la política de privacidad antes de publicar. Todos los comentarios serán moderados y podrán ser eliminados si no cumplen las condiciones de publicación.

    *:

    *: