PrisiónenPositivo+

11 de julio de 2013
1
PrisiónenPositivo+

José Antonio Novoa es un gran conocedor de programas de reinserción de internos de las instituciones penitenciarias y que acaba de publicar el blog “Prisión en positivo”Pretende poner en valor los valores y virtudes de todas aquellas personas que trabajan en las instituciones  penitenciarias y los proyectos que en ellas se desarrollan.

La Fundación Barrié siempre ha estado muy sensibilizada con la materia de
reeducación y reinserción de internos, nos han visitado muchas veces, y han respaldado
siempre las propuestas que le hemos presentado los centros penitenciarios de Galicia.
Desde el año 1977, ha llevado a cabo numerosas iniciativas en el ámbito
penitenciario. Se le concedió en el año 2008 la medalla de plata al mérito social
penitenciario, y en el año 2009 como reconocimiento a esa especial relación el Centro de Inserción Social de A Coruña se inauguró con el nombre: C.I.S. Carmela Arias y Díaz de Árabago. En el año 2011 se cristalizaron todas las aportaciones y colaboraciones en un convenio marco con la Secretaría General de Instituciones penitenciarias e igualmente se firmó un convenio a tres bandas entre la SGIP, la federación de Asociación de Familiares y personas con enfermedad mental de Galicia y la Fundación Barrié que facilitaba una atención integral a personas con enfermedad mental internada en los Centros Penitenciarios y apoyo a sus familias.  Su impronta durante muchos años ha facilitado un salto cualitativo y cualitativo en el sistema penitenciario, y más en concreto en las prisiones gallegas.

Se priorizaron las actuaciones encaminadas a complementar la formación de
internos, contrarrestar los efectos de la contracultura delincuencial y favorecer en definitiva la creación de hábitos y actitudes que faciliten su proceso de integración.

Resulta imposible enumerar los recursos y actividades facilitados e impulsados por la
Fundación, pero me voy atrever a destacar:

  1. Iniciativas dirigidas al incremento, ampliación, mejora o mantenimiento de
    los módulos respeto.
  2. Iniciativas dirigidas al tratamiento, rehabilitación y posterior derivación a la
    comunidad de los enfermos mentales ingresado en prisión. Apoyo
    económico al Programa de Atención integral para enfermos mentales.
  3. Guía didáctica: Historias del Talego: Amistades Peligrosas
  4. Talleres Di Ke Non (Prevención del consumo de drogas en adolescentes)
  5. Platos del mundo cocinados desde A Lama.
  6. Donación de material para todos los centros (deportivo, educativo…) que  cristalizó en la creación de salas informáticas, videoforum, emisoras de  radio.
  7. Fomento de talleres ocupacionales
  8. Ofertar actividades vinculadas a la programación de la Fundación (conciertos de jazz, exposición virtual sobre el Pórtico de la Gloria, etc.
  9. Fomento de las bibliotecas en los centros penitenciarios, mediante la donación de los libros editados por el Servicio de Publicaciones de la  fundación.

Dentro de un espacio cerrado y complejo como el nuestro, intentamos cambiar los
hábitos de las personas que ingresan: ofrecerles otras alternativas, otros valores. Que él
interno se dé cuenta que puede rehabilitarse.  Nuestra labor, es facilitarle el mayor número de recursos . Si la sociedad se implica (como lo hace la Fundación Barrié), estaríamos avanzando a pasos agigantados hacia la incorporación de los internos como ciudadanos normales una vez que consigan su libertad.

MÓDULOS DE RESPETO: 

Mucho se ha escrito sobre estos espacios de convivencia, que son, entre otras cosas, un
sistema de organización de la vida en prisión que ha demostrado ser útil, realista y generalizable para la consecución de los objetivos terapéuticos, formativos, educativos y de convivencia de la institución penitenciaria. Son programas de intervención con  instrumentos, dinámicas, estructuras y pautas de actuación y evaluación definidas y
sistematizadas.

No basta con programar una serie de actividades y ofrecer unas oportunidades para el
momento de la reintegración a la vida en libertad. Consideramos que la propia experiencia  en la prisión puede servir para practicar hábitos de respeto, de autodisciplina y de convivencia. La estancia en un Centro Penitenciario puede y debe ser también una escuela  de civismo y por ello se inició una experiencia (año 2001 en el Centro Penitenciario de León)  a través de la cual se pretendía que los internos se implicaran directamente en su propio proceso de resocialización.

Pues bien, estoy seguro que el sistema de funcionamiento podría ser extrapolable (con
adaptaciones) a muchos ámbitos educativos. Si uno se imbuye en su sistema de
funcionamiento nos encontramos ante un instrumento útil y eficaz en cualquier contexto en
el que residan un grupo determinado de personas. Podéis ver la presentación que en nuestro centro realizábamos tanto a los internos como a los trabajadores para la puesta en marcha de cada módulo respeto que se iniciaba y  que permitirá a cualquier lector hacerse una idea de la importante apuesta que significó el impulso a partir del año 2005 de este tipo de módulos en el sistema penitenciario español.

Imagen: http://www.flickr.com/photos/10062708@N00/2333383529/

 

1 Comentarios

(SM no se hace responsable de los comentarios realizados por los usuarios).

Además de felicitar a José Antonio y a todo su equipo por la excelente labor que desarrollan y por el blog “Prisión en positivo”, me gustaría compartir una reflexión implícita a los proyectos educativos que se desarrollan en el entorno carcelario:
La necesidad de compartir experiencias con la escuela. ¡Cuánto podemos aprender los maestros de los compañeros de los centros penitenciarios! Ahí si que hay heterogeneidad en las aulas, aprendizaje coorperativo, atención a la diversidad, multilingüismo…. La lista sería interminable.
Además, todos los proyectos educativos que se han desarrollado en las aulas de primaria y secundaria de muchos centros a partir de los que se citan en este post, han derivado en materiales y proyectos complementarios que se han contagiado del entusiasmo y buen hacer de esos magníficos compañeros de los centros penitenciarios. Porque educar es más que un currículum y una buena práctica, necesita de ese grado de compromiso e implicación personal que sólo la educación en valores puede ofrecer.
Podéis ver los proyectos en:
http://www.educabarrie.org/proyectos/proyectos-educativos-en-los-centros-penitenciarios?sw=all#target=

Aprovecho para enviar mis más sinceras felicitaciones a José Antonio por el blog “Prisión en positivo”, un lugar de encuentro, sabiduría y esperanza que debería integrarse en el blogroll de todos los lectores de este blog y a SM conectados por compartirlo.
Susana Vázquez

Déjanos tu comentario

Rellena el siguiente formulario si quieres dejarnos tus comentarios. Es necesario rellenar todos los campos del formulario. Debes aceptar la política de privacidad antes de publicar. Todos los comentarios serán moderados y podrán ser eliminados si no cumplen las condiciones de publicación.

*:

*: