Coaching educativo

16 de septiembre de 2013
3
Coaching educativo

Mª Begoña Morales López es Maestra de Educación Infantil en el Colegio Santa María (Orcasitas) Madrid, Coach con PNL certificado por la ICC (International Comunity Coaching), Coach Emocional certificado por la Universidad Autónoma de Madrid y el Instituto Superior de Inteligencia Emocional ISIE, Experta en Educación Emocional certificado por el ISIE. Colabora con el ISIE impartiendo cursos de formación para el  profesorado en FERE- Madrid sobre Educación Emocional en Ed. Infantil, y en Oxford University Press curso on-line de Educación Emocional en Infantil. Imparte conferencias a padres en Escuelas Infantiles sobre la gestión de las emociones en niños de estas edades. Lleva a cabo en su aula un Programa de Educación Emocional. Colabora publicando artículos de Educación emocional en infantil  en el blog Antonio Esquivas. Y lleva a cabo procesos de coaching individuales  con adultos y adolescentes.

begoña

La educación tal y como la tenemos concebida hasta ahora tiene sus días contados, el maestro-profesor ya no es la única fuente de conocimientos. Vivimos en la era de la comunicación en red, y los contenidos están al alcance de cualquiera, en cualquier momento. El maestro-profesor ha de cambiar entonces su función ha de ser un coach, un facilitador del proceso de enseñanza-aprendizaje en todos los niveles educativos, desde Ed. Infantil hasta la Universidad.

Hace unos cuantos años, en uno de mis múltiples cursos de formación me encontré con la Inteligencia Emocional y el Coaching Emocional,  gracias al ISIE. Fui haciendo algunos pinitos en el aula con las cosas que iba aprendiendo en el curso y vi que los resultados eran excelentes; por lo que decidí formarme como coach para aplicarlo en el aula, y también para guiar a las personas a conseguir sus metas.

¿Qué es el coaching? El Coaching es un proceso,  relacionado con el desarrollo individual o grupal. Trata de que se cubra el vacío entre donde se está y donde se quiere llegar a estar, entre lo que se es y lo que se quiere y se puede llegar a ser;  a través de la fijación y consecución de metas activando y/o desarrollando los recursos de la persona. Se trata de ir más allá de donde solemos ir, de desarrollar el potencial, de alcanzar mayores niveles de desempeño, de plantearse conscientemente las metas a las que queremos llegar y por ello a hacernos personalmente cargo del proceso.

¿Qué es la educación? La educación es el desarrollo integral de la persona, en un proceso de enseñanza-aprendizaje. En el Informe Delors (UNESCO 1996)  nos dice: “…la educación  tiene la misión de permitir a todos sin excepción hacer fructificar todos sus talentos y todas sus capacidades de creación, lo que implica que cada uno pueda responsabilizarse de sí mismo y realizar su proyecto personal.”

Tanto el coaching como la educación hablan de un proceso, de desarrollo de los talentos y capacidades de las personas, por lo tanto el coaching emocional en el aula nos va a permitir que nuestros alumnos se conozcan a sí mismos, sepan gestionar sus emociones y desarrollen todo su potencial y capacidades, no solo que adquieran una serie de conocimientos.

En mi aula de Ed. Infantil cada alumno es el protagonista y director de su proceso de aprendizaje. En la asamblea de la mañana nos damos los buenos días, decimos cómo nos sentimos y cada uno de ellos se plantea un objetivo para cumplir ese día: “voy a compartir los juguetes”, “voy a sentarme de forma adecuada”, “voy a escuchar”, “voy a colorear todo”… Cada uno elige su objetivo y yo los voy anotando. Durante el día vamos siguiendo todos los pasos de un proceso de coaching: opciones, barreras, meta conseguida.

Para que ellos se sintieran verdaderos protagonistas de su proceso de desarrollo lo primero que hice fue cambiar el sistema de corrección de sus trabajos. Normalmente en infantil las “seños” corregimos de la siguiente manera:

  • El trabajo está bien realizado: una cara alegre.
  • El trabajo está regular realizado: una cara seria
  • El trabajo está mal realizado: una cara triste

Este sistema de corrección no le informa de lo que ha conseguido o no en su trabajo, le informa de cómo se siente la seño ante la realización de su trabajo, y eso no le sirve para sentirse protagonista de su aprendizaje. El sistema que utilizo es el siguiente:

  • El trabajo está bien realizado: C (conseguido)
  • El trabajo está regular realizado: E (Casi lo has conseguido)
  • El trabajo está mal realizado: N (No lo has conseguido)

En todos los  casos,  haya conseguido o no su objetivo,  analizamos conjuntamente (el niño y yo) el proceso que ha seguido para conseguirlo, es él mismo el que lo analiza y el que se da cuenta de los errores o aciertos que ha realizado y lo que le ha llevado a  conseguir o no  su objetivo; de esa manera es consciente de lo que tiene que cambiar para conseguirlo.

En estas edades su percepción es puramente emocional, mientras que la percepción del adulto es racional, por lo que no podemos pedirle que razone sus actitudes o comportamientos, pero si podemos conectar con él a nivel emocional, ayudándole  a gestionar lo que siente, a que le ponga nombre y exprese qué necesita, si lo puede hacer él solo o necesita ayuda de alguien. Todo este proceso ha hecho que cada uno de mis alumnos vaya consiguiendo los objetivos de Infantil  marcados por la ley, de una manera más consciente de cómo es su proceso de aprendizaje y dándose cuenta de lo que necesita para seguir desarrollándose como persona.

También aplico el coaching con las familias. Antes de conocer el coaching las tutorías con los padres en algunas ocasiones eran un poco desilusionantes, ya que en algunos casos no cumplían lo que yo les proponía que hicieran para ayudar a su hijo a conseguir los objetivos del curso. Me di cuenta que era yo la que proponía las actividades, sin saber las posibilidades reales que tienen ellos de trabajar con sus hijos. Ahora las tutorías con los padres las organizo como un proceso de coaching, siguiendo los 5 pasos que utiliza el método de ISIE: objetivo, presente, opciones, barreras, compromiso; los resultados han sido sorprendentes, son ellos los que deciden qué actividades, cómo las van a hacer  y  cuándo las van a realizar y cómo me informan de los progresos obtenidos. Se sienten realmente participes y protagonistas de la educación de sus hijos.

Dada mi experiencia creo que el coaching emocional  en el aula es una herramienta muy valiosa, para ello se necesita que el profesor sea un coach con una formación sólida. En el ISIE (Instituto Superior de Inteligencia Emocional) llevamos muchos años formando profesores en Coaching Emocional ya que creemos que es el especialmente indicado para aplicarlo al aula.

Para más información sobre talleres, cursos puedes visitar www.isie.es  y nuestro blog  http://antonioesquivias.wordpress.com/sobre-el-blog/

Fotografía: http://www.flickr.com/photos/73645804@N00/1384954600/

3 Comentarios

(SM no se hace responsable de los comentarios realizados por los usuarios).
  • Pingback: Coaching educativo | SMConectados | Liderazgo C...

  • Miriam Pardo Boal 09 de octubre de 2013

    ¡¡¡¡Bravo Begoña¡¡¡¡¡
    El mundo de la inteligencia emocional, todavía está en pañales en la mayoría de los centros. A mí también me gustaría comenzar a realizar una metodología transversal en nuestro centro. Soy consciente de que cuesta siempre innovar cuando lo que realizas parece que funciona, pero los tiempos cambian, los niños tampoco son como éramos nosotros…..¡¡¡¡Apasionante el mundo emocional!!!!

  • Pingback: Congreso en de la EHU-UPV | La opción de educar en casa.

  • Déjanos tu comentario

    Rellena el siguiente formulario si quieres dejarnos tus comentarios. Es necesario rellenar todos los campos del formulario. Debes aceptar la política de privacidad antes de publicar. Todos los comentarios serán moderados y podrán ser eliminados si no cumplen las condiciones de publicación.

    *:

    *: