Educando a través del coaching

11 de Noviembre de 2013
1
Educando a través del coaching

Gema Sancho es Coach Profesional ACC Certificada por ICF (International Coach Federation), Máster en Psicología del Coaching por la UNED, licenciada en Ciencias Económicas y Empresariales, y MBA por el Instituto de Empresa. Ha colaborado en el blog con otros artículos en los que nos comenta la importancia del coaching en el ámbito educativo. Hoy nos sigue hablando de este tema y como cada día está más presente y es necesario en la educación.

El papel que las familias ejercen en la educación y desarrollo de sus hijos es fundamental. Por ello resulta tan importante que exista una buena comunicación entre familia y escuela, de manera que ambos trabajen en la misma dirección, colaborando para la formación y mejora de nuestros niños y jóvenes.

En los primeros años de vida de los niños, sus padres tienen una función principal de guía, de modelo. Es el momento de establecer normas, de aconsejar, de enseñar. Pero a medida que estos niños van creciendo, poco a poco van demandando su propio espacio y nuestra labor entonces, como padres, es la de ayudarles a que vayan siendo autónomos, a que aprendan a tomar sus propias decisiones y a responsabilizarse de las mismas.

Las órdenes y los consejos de los padres suelen tener poco calado en los jóvenes. Es cierto que debemos seguir guiándolos y estableciendo límites pero quizás necesitemos nuevas herramientas para lograrlo.

El coaching, precisamente por su característica de hacer protagonista al otro, haciendo que tome conciencia de su situación, de sus recursos, de sus obstáculos, de su manera de pensar y de sentir, de las diferentes posibilidades que pueden existir, favoreciendo que tome sus propias decisiones y elabore un plan de acción para llevarlo a la práctica, es una herramienta fabulosa para aplicarla en la formación y desarrollo de nuestros jóvenes.

Y al igual que todos sabemos los beneficios de aportan las naranjas para la prevención de los resfriados sin ser nutricionistas ni médicos, no se trata de que los padres tengan que formarse como coach y ejercer como tales, pero sí es interesante que adquieran algunas de las habilidades propias de un coach para poder utilizarlas en algunos momentos, como una herramienta más en su labor como educadores.

Una de estas habilidades es la de saber generar un entorno de confianza y empatía. Muchos padres pensamos que la confianza con nuestros hijos es algo que se da por hecho y que la empatía existe porque nosotros ya tuvimos su edad y “les entendemos”. Sin embargo, para que exista empatía no es suficiente con que nos pongamos en el lugar del otro sino que el otro verdaderamente debe percibir que es así. Y en cuanto a la confianza, no consiste en que nos convirtamos en los “colegas” de  nuestros hijos sino en establecer una relación de respeto mutuo desde un plano de igualdad, sin juzgar ni imponer nuestro criterio, un difícil equilibrio.

Otra de las habilidades propias del coach es la escucha. Una buena comunicación sólo se construye a partir una buena escucha. Todos sabemos lo difícil que puede resultar a veces comunicarnos con nuestros hijos. ¿Te has parado a pensar cuál es tu nivel de profundidad en esa escucha? Aprender a escuchar activamente, estando plenamente presentes, atendiendo no sólo a lo que nos dicen sino a cómo lo dicen, nos ayudará a conocerlos mucho mejor, a establecer fuertes lazos emocionales con ellos y a comprender realmente qué les pasa para poder ayudarles.

Finalmente, a la hora de comunicarte con tus hijos, ¿has probado alguna vez a hacerlo a través de las preguntas? No, no me refiero a las preguntas hechas con la intención de obtener información (esas las hacemos todos los padres, con mayor o menor éxito en la respuesta) sino a preguntas que provoquen en ellos procesos de reflexión, que les ayuden a encontrar su propia respuesta.

“Mamá, me encanta cuando me ayudas a hacer los deberes porque nunca me das la solución sino que me haces preguntas que me obligan a pensar”. Con tan sólo nueve años, los niños pueden ya descubrir cómo las preguntas les ayudan a desarrollar su potencial.

El coaching, por tanto, además de poder servirnos de ayuda a los padres para mejorar personalmente, nos ofrece una serie de habilidades que podemos aprender y practicar para contribuir a la buena formación y desarrollo de nuestros hijos.

 

www.coachingparalaformacion.es

pon1coachentuvida.blogspot.com.es

Fuente de la fotografía: http://www.flickr.com/photos/40645538@N00/179279964/

 

1 Comentarios

(SM no se hace responsable de los comentarios realizados por los usuarios).

Déjanos tu comentario

Rellena el siguiente formulario si quieres dejarnos tus comentarios. Es necesario rellenar todos los campos del formulario. Debes aceptar la política de privacidad antes de publicar. Todos los comentarios serán moderados y podrán ser eliminados si no cumplen las condiciones de publicación.

*:

*: