La importancia de la planificación en el uso de las nuevas tecnologías en el aula.

21 de noviembre de 2013
1
La importancia de la planificación en el uso de las nuevas tecnologías en el aula.

En ocasiones, que una buena historia nos intrigue y emocione no depende tanto de lo buena que sea en sí misma, sino de la forma en que nos la cuentan. A menudo, una premisa que, a priori, rebosa suspense y originalidad, se acaba pronto desinflando si no cuenta con un buen desarrollo de los acontecimientos, una narración atrayente y un desenlace a la altura, cuidando de no decaer el interés y la calidad de la trama en ningún momento.

Con el uso de las nuevas tecnologías en el aula ocurre exactamente lo mismo: a priori, generan unas altas expectativas en cuanto a su valor como potenciador de la motivación: despierta su curiosidad, sus ganas de probarlo y exprimir todo su potencial y, de esa forma, existe una mayor concentración y gusto por aprender en los primeros instantes. Mantener esta chispa, inicio de un aprendizaje significativo, es importante y, para ello, debemos tener en cuenta una serie de cuestiones relativas a lo que hacemos antes de llegar a clase y presentar la actividad.

En primer lugar, si queremos lograr aquellos objetivos previos que nos hemos planteado, necesitamos un eficaz desarrollo de la actividad, cuidando en todo momento todos los detalles, desde que entramos en el aula hasta que salimos, esto es: la presentación de lo que vamos a hacer, las explicaciones previas, la realización de la tarea por los alumnos y la evaluación de la misma.

niñosordenador

Para conseguir todo esto necesitamos una buena planificación previa, no podemos dejar únicamente en manos de la tecnología el aprendizaje de unos contenidos, por muy atractiva que resulte dicha actividad para los alumnos. Deberá ser coherente con los objetivos que queremos lograr, los contenidos a transmitir, el tipo de metodología que queremos aplicar, la forma de hacerlo (haciendo recuento y provisión de materiales y espacios con los que contamos), así como el grupo al que va destinada, sin dejar de lado el contexto social y educativo de la comunidad educativa de la que formamos parte.

Debemos recordar que el conocimiento y uso de las nuevas tecnologías en la educación, en sí mismo, no es ni mejor ni peor que la utilización de otro tipo de recursos. Su importancia radica en el uso que hagamos de ellas y la forma de integrarlas en el proceso de enseñanza-aprendizaje en nuestro día a día, cuidando que no se conviertan en un elemento de dispersión más que de aprendizaje, con una intencionalidad coherente y consciente de lo que queremos hacer y lograr en cada momento.

Para los profesores, existen diversos recursos para planificar online y explorando, a cada paso, las múltiples posibilidades educativas de las TIC como dinamizadoras de procesos educativos y potenciadoras de la motivación intrínseca del alumno, de su curiosidad y ganas de aprender.

Fuente: http://www.flickr.com/photos/44102337@N03/7882614208/

1 Comentarios

(SM no se hace responsable de los comentarios realizados por los usuarios).

Déjanos tu comentario

Rellena el siguiente formulario si quieres dejarnos tus comentarios. Es necesario rellenar todos los campos del formulario. Debes aceptar la política de privacidad antes de publicar. Todos los comentarios serán moderados y podrán ser eliminados si no cumplen las condiciones de publicación.

*:

*: