Aprende a mejorar la inteligencia emocional en tus alumnos

20 de febrero de 2014
2
Aprende a mejorar la inteligencia emocional en tus alumnos

Mar Romera, ponente en el #EventoSavia, es especialista en inteligencia emocional, la cual, subraya, ofrece las siguientes ventajas a nuestros alumnos:

–          Les permite reconocer las emociones propias y sus efectos.

–          Les permite mejorar la confianza en ellos mismos, obteniendo certeza sobre el valor propio y sus capacidades.

–          Les permite adquirir la capacidad de autoevaluarse de una manera precisa, aprendiendo a reconocer sus fuerzas propias y sus límites.

Puedes descargar una de sus presentaciones en la que habla sobre inteligencia emocional haciendo clic aquí.

Con la finalidad de ayudaros a mejorar la inteligencia emocional de vuestros alumnos os ofrecemos seis sencillos consejos que, seguro, os ofrecerán excelentes resultados dentro del aula:

1. Enseña a tus alumnos a identificar la fuente de sus frustraciones, sus esperanzas y sus sueños, así como enséñales a verbalizar adecuadamente estas fuentes cuando se presenten en su vida diaria.

2. Enseña a tus alumnos a ser capaces de mantenerse lo suficientemente alejados de toda fuente de frustración que no puedan controlar, de manera que puedan enfrentarse a cada una de ellas por separado de una manera efectiva. Enséñales, por lo tanto, que no se pueden afrontar todos los problemas al mismo tiempo.

Aquí tiene especial relevancia el dicho: Divide y vencerás.

3. Enseña a tus alumnos a estar concentrados en la tarea de ser felices, ofreciéndoles estrategias para detectar aquellas situaciones diarias que les produzcan felicidad y a celebrarlas en su justo grado.

Hazles entender que, en la rutina diaria, pueden encontrar multitud de situaciones que merecen ser vividas con intensidad, y enséñales a hacerlo.

4. Acostumbra a tus alumnos a realizar ejercicio físico, no solo los días que tengan por obligación que realizar actividades deportivas, sino cada día y a ser posible en horas diferentes.

Enséñales también a respirar profundamente, a meditar, a aprender a mantener la calma en momentos en los que el ambiente en el que se encuentran esté alterado.

Está demostrado que la realización de ejercicio físico libera la mente, preparándola para ver los problemas desde una perspectiva positiva que facilita su resolución por vías altamente creativas.

5. Enséñales a evitar discusiones innecesarias y a decir comentarios que puedan herir a los demás. Para esto, muéstrales cuál es la frontera aceptable entre una conversación en la que se mantienen posturas enfrentadas y una discusión que busca hacer daño al contrario.

Enséñales el valor de la empatía, de comprender al otro y, llegado el momento, a saber aceptar y convivir con la idea de que no todos pensamos igual, haciéndoles ver que este es uno de los principales valores de la sociedad en la que vivimos.

6. Promueve el hábito de lectura en tus alumnos. Pocas tareas son más enriquecedoras, a nivel emocional, que la lectura, en tanto que permiten que tus alumnos aprendan a identificar sus emociones, a ponerse en la piel de otros, a plantearse ideas fundamentales y, en definitiva, a descubrir mejor cómo son sus propias características.

La lectura, además, es un hábito que requiere de cierto aislamiento, se debe realizar en un entorno tranquilo y promueve un tiempo precioso de cada alumno consigo mismo. No lo dudes y haz uso de la biblioteca de tu localidad, de tu centro o, si tienes suerte y dispones de ella, la de tu clase.

2 Comentarios

(SM no se hace responsable de los comentarios realizados por los usuarios).

Déjanos tu comentario

Rellena el siguiente formulario si quieres dejarnos tus comentarios. Es necesario rellenar todos los campos del formulario. Debes aceptar la política de privacidad antes de publicar. Todos los comentarios serán moderados y podrán ser eliminados si no cumplen las condiciones de publicación.

*:

*: