Primeros pasos para dar el salto hacia el modelo de Flipped Classroom

03 de junio de 2014
7
Primeros pasos para dar el salto hacia el modelo de Flipped Classroom

Enhorabuena. Te has estado informando y has decidido dar la vuelta a tu clase. Es posible que estos consejos te ayuden a conseguir tu objetivo para involucrar activamente a tus alumnos en su aprendizaje, así como para obtener un excelente rendimiento de la tecnología en los procesos de enseñanza y aprendizaje.

1. Comienza poco a poco
El proceso que comienzas va a ser largo y va a suponer un cambio radical en la manera de entender los procesos por los que tus alumnos aprenden los contenidos curriculares.

Olvida toda idea ambiciosa de realizar este cambio en poco tiempo y ve introduciendo poco a poco a tus alumnos en este proceso. Una buena idea es comenzar proyectando algunos vídeos en clase en los que se traten contenidos que habéis trabajado o que vais a trabajar en el aula, y pidiéndoles que elaboren sus propios resúmenes de estos contenidos. Posteriormente, enséñales a buscar información en la red facilitándoles direcciones de sitios en los que puedan encontrar información de calidad.

No te olvides de involucrar a las familias. Explícalas en qué consiste esta nueva manera de trabajar y diles que el tiempo que pasan delante de la pantalla tiene un objetivo pedagógico. Responde siempre a todas las preguntas que te planteen sobre esta nueva situación y trabaja activamente para eliminar cualquier situación de estrés sobre el uso de la tecnología en el aprendizaje de sus hijos.

2. Intenta utilizar pocos tecnicismos

El uso de tecnicismos, cuando te diriges a tus alumnos o a padres poco acostumbrados a utilizar la tecnología, no hace sino procurar que se sientan más perdidos ante esta nueva manera de trabajar.

Explica con normalidad todos los nuevos conceptos y, si puedes, elabora una pequeña guía que deberás entregar a todos tus alumnos en la que recojas los términos más importantes explicados con tus propias palabras y adaptando el nivel al de ellos.

3. Haz uso de herramientas colaborativas de aprendizaje

Poco a poco, acostumbra a tus alumnos a participar activamente en foros que moderarás (recuerda siempre que la seguridad y privacidad de los datos de tus alumnos es algo fundamental), y ve introduciendo poco a poco contenidos interactivos que podrás encontrar en la red.

Pídeles que alimenten la wiki de tu asignatura y, con el tiempo, permite que sean ellos los que propongan contenidos que habrán encontrado en la red para facilitar el aprendizaje de sus compañeros.

No se trata de reemplazar el trabajo persona a persona por trabajo exclusivamente en red, ni de reemplazar todos los contenidos por otros que puedan encontrar en Internet, sino que se trata de hacer un uso mucho más efectivo de aquellas herramientas y contenidos digitales a los que tenéis acceso.

Recuerda siempre también que tu figura es fundamental y que ahora tendrás que hacer un seguimiento más personalizado a cada uno de tus alumnos.

Demuéstralo haciéndoles comentarios en los que podrán comprobar, tanto ellos como sus familias, que tú sigues siendo una figura clave dentro de su aprendizaje.

4. Mantén el interés de tus alumnos

Esta tarea es ardua y requerirá de mucho de tu tiempo de trabajo. Ahora tendrás que investigar de una manera muy activa en la red para encontrar contenidos adecuados al nivel de tus alumnos, podrás crear tus propios vídeo tutoriales para ponerlos a su disposición, deberás descargar contenidos y, si te es posible, deberás adaptarlos para hacerlos más cercanos a la realidad de tus alumnos.

Conseguir que los contenidos tengan el nivel adecuado y que representen en la mayor medida posible la realidad en la que viven tus alumnos lleva mucho tiempo y esfuerzo, pero es una de las claves para conseguir que este proceso tenga éxito.

No desfallezcas y verás cómo con el tiempo tu esfuerzo te dará excelente resultados.

5. Involucra a otros profesores y no olvides formarte continuamente

No solo a profesores de tu centro de estudios, sino también a otros de otros centros que al igual que tú están interesados en iniciar este cambio metodológico en sus aulas.

En Twitter, Facebook, Google+…, encontrarás una gran cantidad de grupos de profesores que ya han comenzado este proceso y que podrán ayudarte aconsejándote a partir de su experiencia.

Busca algún curso abierto en línea y participa activamente. Tu autoformación es fundamental. En la web miriadax (https://www.miriadax.net/), ofrecen multitud de cursos con los que podrás formarte sobre las ventajas del uso de la tecnología en el aula, así como para capacitarte en el uso de herramientas digitales.

Esta web es solo un ejemplo y seguro que encontrarás otras muchas que también ofrecen cursos muy interesantes y gratuitos.

6. Involucra a la dirección de tu centro

Antes de iniciar este proceso preséntales el proyecto que vas a realizar y explícales las ventajas que quieres obtener.

De manera periódica, envíales información sobre cómo lo estás desarrollando y permíteles participar de manera activa en la toma de decisiones.

Evalúa junto a ellos tu trabajo y, al final del curso, entrégales un pequeño resumen de qué pasos has dado y qué has conseguido.

7 Comentarios

(SM no se hace responsable de los comentarios realizados por los usuarios).

Déjanos tu comentario

Rellena el siguiente formulario si quieres dejarnos tus comentarios. Es necesario rellenar todos los campos del formulario. Debes aceptar la política de privacidad antes de publicar. Todos los comentarios serán moderados y podrán ser eliminados si no cumplen las condiciones de publicación.

*:

*: