Prevenir las lesiones en los niños que utilizan móvil o tableta

06 de Octubre de 2015
0
Prevenir las lesiones en los niños que utilizan móvil o tableta

Por Guillermo Cánovas (@gcanovasg) Director de EducaLIKE -Observatorio para la Promoción del Uso Saludable de la Tecnología

Las malas posturas adoptadas frente al ordenador están claramente asociadas a problemas en la vista, en la espalda, lesiones en las muñecas, tendencia a la obesidad ante la falta de actividad física y otras cuestiones que hay que prevenir. Pero ¿qué sucede cuando se trata de horas y horas frente al teléfono móvil o la tablet?

En muy pocos años, los más jóvenes han pasado de permanecer horas sentados frente a un ordenador de mesa o un portátil para poder estar conectados a internet, a llevar la conexión con ellos y en el bolsillo. Ahora pueden chatear, jugar en red o realizar una consulta desde cualquier lugar. En estos momentos ya no se trata de corregir la mala postura al sentarse frente al ordenador, sino una postura que adoptan en cualquier lugar y durante un número elevado de horas.

Un reciente estudio desarrollado a partir de pruebas realizadas a niños y adolescentes, que ha incluido pruebas de escáner de resonancia magnética, ha sacado a la luz un dato verdaderamente preocupante: el 40% de los niños de entre 8 y 18 años está desarrollando espaldas con lesiones propias de personas de 50 años de edad.

El cirujano ortopédico Piet van Loon, advierte en la revista Medisch Contact que ya están operando a jóvenes de 19 y 20 años de hernias discales, y que cada vez atienden a más jóvenes con problemas de espalda y el desarrollo de las llamadas “jorobas”. El analista André Soeterbroek advierte que los más pequeños se inclinan sobre sus smartphones y tablets para mantener el equilibrio, agachando la cabeza y adelantando las caderas.

La forma de evitar que la espalda crezca deformándose y aplastando la parte delantera de los discos intervertebrales, es utilizar estos aparatos elevando los dispositivos a la altura de la cabeza en lugar de agacharla e inclinarse. También es recomendable cambiar de postura, o su uso adoptando la posición de “tumbado boca abajo”. De esta forma se refuerzan los músculos de la espalda, como se hace con los bebés para que desarrollen la fuerza necesaria para sostener sus cabezas.

Este es el momento de trabajar sobre la cuestión postural con los niños y adolescentes, si queremos evitar muchos problemas, lesiones y dolor. Pero es necesario hacerlo ya y en serio. Llevamos años viendo a menores de edad curvados sobre sus portátiles, sin respetar las distancias adecuadas para cuidar sus ojos, y adoptando posturas con la muñeca al coger el ratón que les pasarán factura en unos años. Y es muy difícil encontrar padres/madres e incluso profesores que les indiquen cómo deben hacerlo y les ayuden recordándoselo con frecuencia, hasta que lo interioricen como un hábito saludable. Y si ya es difícil sensibilizar respecto al portátil u ordenador de mesa, lo es aún más respecto al uso de los smarphones. Y creo, sinceramente, que es parte de nuestra obligación como adultos que hemos puesto en sus manos dicha tecnología.

En las empresas, se dan charlas con frecuencia sobre riesgos laborales, se realizan inspecciones para ver la colocación de los trabajadores respecto a los ordenadores, se comprueba la intensidad de la luz que hay en las salas, etc. Creo que los menores merecen, como mínimo, la misma atención.

Más información: http://medischcontact.artsennet.nl/home.htm

Déjanos tu comentario

Rellena el siguiente formulario si quieres dejarnos tus comentarios. Es necesario rellenar todos los campos del formulario. Debes aceptar la política de privacidad antes de publicar. Todos los comentarios serán moderados y podrán ser eliminados si no cumplen las condiciones de publicación.

*:

*: