La innovación es cosa de niños

10 de Noviembre de 2015
0
La innovación es cosa de niños

Debía ser primeros de los ochenta. Google todavía tardaría más de 15 años en aparecer. Sólo en algunos centros de cálculo existían ordenadores. Ocupaban como armarios con muchísima menos potencia que un teléfono de hoy. Aparecían los primeros PCs de IBM. Microsoft nacía para dotarlos de sistema operativo. Sin ventanas, claro. Los increíbles Spectrum de Sinclair estaban a punto de llegar. Debía ser primeros de los ochenta y nadie tenía un ordenador. O casi nadie.

Un trabajador de IBM en Madrid, ingeniero naval, con vocación de maestro, se hizo con un ordenador y lo llevó a su casa. Empezó a enseñar a su hijo el lenguaje de programación Basic. A su hijo y a tres amigos de su hijo. Tendrían 12 años. Iban al mismo colegio.

Un día de clase, su maestro les propuso hacer un trabajo. Formarían equipos de tres, tendrían que salir del colegio, presentarse en el Instituto Nacional de Estadística (INE) y recoger datos de población por edades. Su profesor les había pedido dibujar una pirámide de población.

La bibliotecaria del INE puso cara de estupor. ¿Acaso eran los primeros pre-adolescentes que se presentaban allí pidiendo datos? La amabilidad de aquella mujer sigue siendo imborrable. Ya tenían los datos. ¿Y ahora qué? No se sabe cómo surgió la pregunta ni quién la formuló:

“¿Por qué no dibujamos la pirámide de población con el ordenador?”

Dos mundos se habían unido. No conozco mejor definición de innovación.

La hojita con la pirámide impresa en papel térmico dió la vuelta al colegio. Otra vez la cara de estupor de los adultos, del maestro, del jefe de estudios.

No me cabe duda que desde primeros de los ochenta los institutos nacionales de estadística se han llenado de adolescentes haciendo trabajos. Y que ahora los chavales hacen sus trabajos con ordenador.

Pero tampoco me cabe duda de que copian y pegan de Internet la pirámide de población. ¿Qué está pasando? ¿Deberán pasar otros 35 años para que los chavales programen un ordenador que les dibuje la pirámide de población? La diferencia es notable. ¿Usar la tecnología para hacernos más estúpidos, más perezosos, menos curiosos y con menos experiencias vitales y orgánicas? ¿O usar las tecnologías como una nueva herramienta de creación, socialización y exploración de nuestro mundo?

En nuestra historia el azar había creado un contexto propicio, un espacio donde se unían diferentes mundos. Una vez creado este espacio, el maestro puede lanzar una semilla, una propuesta, un proyecto, un trabajo. Y germinará algo inesperado, nuevo, hecho por ellos. Porque la innovación es cosa de niños.

Pero lo que no es cosa de niños es crear estos espacios. Espacios donde se unen mundos diversos. ¿De verdad tenemos que dejarlo en manos del azar? Lo innovador hoy dejará de serlo mañana. Cada época necesita sus maestros y posiblemente ya no baste con ser uno de “esos” maestros. Porque ya no basta un único maestro por aula, un único mundo. Necesitamos equipos de maestros trayendo mundos distintos a ese espacio común.

En Jóvenes Inventores [1] creemos que uno de esos mundos que hay que traer a ese espacio común es el tecnológico. Con la campaña Genios.org [2] de Ayuda en Acción nos hacemos algunas preguntas como: ¿Y si tuviéramos tecnólogos en cada colegio acompañando a nuestros maestros dentro del aula? De momento la respuesta es: necesitamos más formación [3]. Pero no sólo formación para enseñar a programar a los chavales. Formación para usar la programación en el aprendizaje de otras materias curriculares. Para eso necesitaremos hacer equipo con los maestros. Y en eso andamos.

Anselmo Peñas

Jóvenes Inventores

Profesor Titular de Informática

Universidad Nacional de Educación a Distancia

[1] http://www.jovenesinventores.es

[2] http://www.genios.org

[3] https://formacionpermanente.uned.es/tp_actividad/idactividad/8498

Déjanos tu comentario

Rellena el siguiente formulario si quieres dejarnos tus comentarios. Es necesario rellenar todos los campos del formulario. Debes aceptar la política de privacidad antes de publicar. Todos los comentarios serán moderados y podrán ser eliminados si no cumplen las condiciones de publicación.

*:

*: