Los maestros del siglo XXI

09 de diciembre de 2015
4
Los maestros del siglo XXI

La irrupción de Internet como fuente de información cada vez más extensa pero también más accesible, dinámica y multimodal nos obliga a revisar el papel que desempeñan los distintos agentes involucrados en los procesos de enseñanza y aprendizaje.

No queda muy lejana la época en que las fuentes de conocimiento básico eran escasas y de difícil comprensión. La labor del maestro era imprescindible como fuente de conocimiento. Un conocimiento que, en muchos casos, tenía que elaborar y adaptar.

La incorporación de los libros de texto en las aulas aliviaba esta tarea a la vez que garantizaba ciertos estándares de calidad. A cambio, el maestro pasaba a ser, en cierta medida, mediador entre sus alumnos y los libros de texto. Su papel principal como transmisor de conocimiento no había cambiado sustancialmente. ¿Por qué? Porque para sus alumnos, adquirir conocimientos mediante la lectura seguía siendo una ardua tarea. La capacidad de comunicación de un profesor comparada con la lectura de un libro de texto seguía siendo infinitamente mayor.

Pero, ¿qué ocurre ahora? En la actualidad existen recursos audiovisuales de muy fácil acceso que pueden tener un poder de comunicación incluso superior a la del maestro. El efecto en la comprensión de un niño que tiene un vídeo mostrando el movimiento de un paramecio es difícilmente comparable al de una fotografía acompañada de la mejor explicación.

Pero este hecho no se le escapa al maestro que aprovecha estos recursos en beneficio de sus alumnos. El maestro se convierte en el mediador entre los alumnos y estos recursos audiovisuales. Primero se liberó al maestro de tener que elaborar y adaptar el conocimiento. Ahora, estamos en el proceso de liberarle también de tener que comunicarlo. La pregunta es pertinente y no debemos tener miedo a formularla: Entonces, ¿cuál va a ser papel del maestro en el siglo XXI? ¿El de seleccionar los recursos y ofrecerlos a sus alumnos? Evidentemente no: tenemos tareas más importantes que hacer y, además, es cuestión de tiempo que se generalice el uso de libros audiovisuales.

Lejos de cuestionar el papel de los profesores en las aulas, debemos ser conscientes de la enorme oportunidad que toda esta transformación genera. Ahora, después de mucho tiempo, tenemos la posibilidad de volver a formularnos preguntas esenciales cuya respuesta ha de llevarnos por fuerza a nuevos paradigmas educativos más poderosos, más efectivos y más satisfactorios:

  • ¿Qué es lo más valioso que puede aportar el profesor a su comunidad de aprendizaje?
  • ¿De qué tiene que ser experto?
  • ¿Qué capacidades tiene el profesor que todavía no ha adquirido el alumno?
  • ¿En qué debemos entrenar a nuestros alumnos?
  • ¿Cómo, con qué metodología?

¿Qué lleva a un niño a querer saber todo lo que pueda sobre los dinosaurios? Parecería entonces que en lugar de centrarnos en transmitir conocimientos, ahora podríamos centrar nuestros esfuerzos en otro objetivo: el de despertar la curiosidad y habilitar en los niños la capacidad de adquirir conocimientos por sí mismos junto a sus compañeros.

¿No podría ser el maestro el responsable de proponer las actividades, preguntas de investigación y proyectos que generen una dinámica de búsqueda, exploración y adquisición autónoma de conocimientos?

¿No podría centrar su esfuerzo entonces en la propuesta, en el acompañamiento del proceso y en regular un correcto proceso de socialización, colaboración y apoyo mutuo entre todos los miembros de su pequeña comunidad de aprendizaje?

Ya no vale la respuesta de que no hay recursos para hacerlo.

Adquirir estas competencias como profesor no es nada evidente ni inmediato. Pero si estuviéramos de acuerdo en que es en esa dirección hacia donde debemos caminar convendría empezar cuanto antes, poco a poco, desde lo más sencillo. Sin grandes revoluciones. Simplemente, asegurándonos de que seguimos dando nuevos pasos hacia esa visión. Muchos maestros ya lo están haciendo. Sigamos sus pasos y aprovechemos su experiencia porque son los maestros del siglo XXI.

4 Comentarios

(SM no se hace responsable de los comentarios realizados por los usuarios).

Déjanos tu comentario

Rellena el siguiente formulario si quieres dejarnos tus comentarios. Es necesario rellenar todos los campos del formulario. Debes aceptar la política de privacidad antes de publicar. Todos los comentarios serán moderados y podrán ser eliminados si no cumplen las condiciones de publicación.

*:

*: