¿La inteligencia emocional puede ser útil para los docentes?

09 de junio de 2016
2
¿La inteligencia emocional puede ser útil para los docentes?

Defiendo un aula en el que se puedan expresar los sentimientos, hablar de las emociones respetando la opinión de cada uno. Y defiendo que valores tan importantes como la tolerancia y la solidaridad estén presentes cada día en las clases. Es cierto que la Inteligencia Emocional se ha convertido en algo importante (aunque todavía no esencial), en los centros. Pero esa Inteligencia Emocional ha sido más enfocada para la educación de los estudiantes. Entender sus emociones, sus sentimientos, comprenderlos.

Fomentar en ellos el pensamiento crítico, la sensibilidad y la empatía. Y eso, está increíblemente bien. ¿Pero qué pasa con los maestros y profesores? Sin duda, ellos son los que tienen la llave para educar en valores y en las emociones junto con las familias. Ellos son los que pasan buena parte del día con los estudiantes. ¿No sería justo que a ellos se les dieran los recursos adecuados para aplicar eso que tanto deseamos que se aplique?

Para mí, la solución es la mar de sencilla. Cada centro cuenta con un psicólogo, pedagogo u orientador (o al menos eso quiero pensar, posiblemente ilusa de mí). Ellos podrían impartir un taller, curso práctico o seminario a los docentes y personal educativo sobre la Inteligencia Emocional y la forma de aprender correctamente a gestionar las propias emociones para saber después cómo educar a los estudiantes.

Un curso en el que los profesores sean conscientes que si ellos están emocionalmente equilibrados les resultará más sencillo estar dentro de un aula con los alumnos. Un taller en el que se hablaran de herramientas para evitar el estrés y las posibles depresiones provocadas por la profesión. ¿Qué se podría tratar y aprender en dicho curso?

-Conocer las propias emociones: en algunas ocasiones, las personas no somos conscientes ni identificamos cómo nos sentimos. Por eso es muy importante que sepamos cómo somos por dentro. Que prestemos atención a nuestros estados de ánimo. Que le pongamos nombres a las emociones. Porque al ponerlas nombres, en el caso de que las emociones sean negativas podremos buscar herramientas y soluciones para evitar sentirnos así. Es obvio, que si los docentes aprender a identificar sus emociones, les será más sencillo intentar comprender la de los estudiantes y así ayudarles de manera más eficaz.

-Potenciar el autocontrol: muchas veces los docentes se dejan llevar por los impulsos interiores. El autocontrol sin embargo, no significa aguantar. ¿Qué quiero decir con esto? Que muchos profesores y maestros optan en una situación compleja en el aula aguantar el “chaparrón” hasta que se calme. El que tiene la capacidad de aguantar tales situaciones sin decir nada, no está aplicando el autocontrol. Y seguramente, por aguantar, venga el descontento y la desmotivación docente.

El autocontrol consiste en evitar que un conflicto se lleve a cabo. Por ejemplo: quedan diez minutos para terminar la clase y ha sido un día duro. Una buena alternativa sería dejar esos diez minutos un poco de libertad a los alumnos: si son pequeños, proponerles que hagan un dibujo, que escojan un cuento y lo comenten con sus amigos. Y si son más mayores, se puede proponer un diálogo entre compañeros y profesores en el que se hablen de los problemas de clase, o de intereses, de gustos…

-Aprender a motivarse por sí mismos: la profesión del docente aunque no esté muy reconocida por la sociedad, es la llave para que los alumnos se conviertan en personas de éxito tanto personal, profesional y emocionalmente. Reconociendo eso, sabiendo que su labor como docente es muy relevante, se podría empezar a trabajar la motivación de cada maestro y profesor. Cabe destacar que, un docente motivado es una de las claves para que se de un correcto proceso de enseñanza aprendizaje.

-La empatía: hay docentes, que no muestran la capacidad de ponerse en el lugar de los estudiantes, de no intentar entenderlos ni comprenderlos, que no tienen en cuenta las emociones ni los sentimientos de los estudiantes. Desarrollar la empatía es algo esencial para que el docente puede realizar con éxito su trabajo en las aulas. También es importante fomentar la empatía con los compañeros de trabajo y demás personal del centro educativo.

-Habilidades de comunicación: se puede dar los casos de que algunos docentes no sean buenos comunicadores, que no consigan llegar a sus alumnos como a ellos les gustaría. O por el contrario, puede que algunos profesores tengan un tono de voz demasiado elevado que pueda sugerir a los estudiantes una excesiva autoridad, poca comprensión y una nula flexibilidad. Todo eso, hay que cuidarlo a la hora de entrar en las aulas.

-Confianza y seguridad en uno mismo: la profesión docente es muy práctica, y muchas veces se trata de aplicar metodologías y ser conscientes de que éstas no pueden funcionar o no ser las más adecuadas para el grupo de alumnos. Pero no por eso se es peor profesor y tampoco los fallos tendrían que minar la seguridad ni la confianza de los docentes. Hay que reconocer que es una profesión en la que se está constantemente aprendiendo y por supuesto, también se pueden equivocar y errar. ¿O los docentes no son humanos y no se les permite confundirse?

Todas estas cosas propuestas, no son fáciles ni sencillas de aprender. Y hay algunos docentes que no las tienen adquiridas y que por eso, no pueden aplicarlas en el aula con sus alumnos. Muchos pensamos que la Inteligencia Emocional es clave en el aprendizaje de los estudiantes, que las emociones, los sentimientos y el estado de ánimo tienen un papel muy importante en la adquisición de nuevos conocimientos.

Pero, los docentes, antes de poder llevar a cabo todas esas cosas, tienen que saber gestionar adecuadamente todo lo que sienten y llegar a ser emocionalmente inteligentes. Pero lo que está claro es que se tiene que dar una formación. Una formación impartida en el centro, una formación autónoma o independiente a partir de cursos online o presenciales elegidos por el docente… Y así, poder trabajar ampliamente la educación emocional con los estudiantes.

2 Comentarios

(SM no se hace responsable de los comentarios realizados por los usuarios).

Déjanos tu comentario

Rellena el siguiente formulario si quieres dejarnos tus comentarios. Es necesario rellenar todos los campos del formulario. Debes aceptar la política de privacidad antes de publicar. Todos los comentarios serán moderados y podrán ser eliminados si no cumplen las condiciones de publicación.

*:

*: