Profesores sorprendentes, profesores que se sorprenden

23 de junio de 2016
2
Profesores sorprendentes, profesores que se sorprenden

Almudena de Andrés es Máster en Intervención Psicológica por la Universidad de Valencia (ADEIT), diplomada en Hipnosis ericksoniana (ADEIT) y Focusing (Instituto Thus), y es especialista en Coaching avanzado por la Universidad de Alcalá de Henares. Posee estudios de PNL (Programación Neurolingüística) con metodología DBM, Inteligencia Emocional y Comunicación No Violenta. Es además coautora del libro “Coaching a Escena”.

Los últimos avances en la comprensión del aprendizaje han demostrado dos cosas: una las emociones son claves para el aprendizaje y dos, la emoción que activa el aprendizaje es la sorpresa, el sorprenderse.

La sorpresa es una emoción peculiar, de hecho algunos estudios no la consideran como emoción primaria (las emociones primarias son las que compartimos con el resto de mamíferos y que nos permiten sobrevivir). Esta emoción dura solo unos breves instantes, y después de que aparece la sorpresa rápidamente aparecen otras emociones: miedo, asco, enfado… Por eso es fundamentalmente un activador, pero un activador esencial para que se dé el aprendizaje.

¿Y cómo lograr sorprender a nuestros alumnos en una sociedad en la que parece que todo está dicho y hecho y en la que todo se sabe gracias a Internet?

La sorpresa no es una cuestión de conocimientos, la sorpresa, como todo en la vida, es una cuestión de perspectiva y de forma de mirar lo que nos rodea. Si hace unos años a muchos de nosotros nos hubieran dicho que íbamos a poder mantener una vídeo-conferencia utilizando un móvil, nos parecería de ciencia-ficción y sin embargo, ahora nos resulta normal.

El primer y fundamental paso para conseguir sorprender a los alumnos comienza por nosotros mismos, los profesores, por comenzar a mirar todo los que nos rodea a través del cuestionamiento y de maravillarse de las cosas que hay en el mundo, naturales o creadas por el hombre.

¿No es sorprendente que el hombre sea capaz de construir aviones o barcos enormes y que encima vuelen o puedan navegar? ¿O que un edificio se mantenga en pie a pesar de un terremoto? ¿Y qué pasa con las plantas? Les echamos un poco de agua y con un poco de sol, se convierten en árboles. Metemos la taza de leche del desayuno en un aparato le damos a un botón y ya está caliente. Y así podría hacer una lista infinita de cosas que están en nuestra vida cotidiana y que asumimos como si fueran lo más normal del mundo. Como siempre han estado ahí…Y sin embargo, detrás de cada una de esas cosas hay una tecnología o un proceso casi milagroso que nos facilita la vida.

Si cada día nos parásemos a mirar alguna cosa que nos rodea y nos preguntásemos cómo es posible que esto ocurra nos daríamos cuenta de que a nuestro alrededor ocurren hechos realmente sorprendentes y maravillosos. Mucho más allá de lo que diga Internet.

Y si nosotros somos capaces de redescubrir la realidad desde la sorpresa, podremos comunicar a nuestros alumnos esa forma de mirar la realidad. No hay otra manera, porque aquello que se vive es lo que realmente se comunica, lo demás son palabras huecas escritas en un libro o en una pantalla que no crean conexión y que no transmiten.

Será entonces cuando nos convirtamos en profesores realmente sorprendentes y con capacidad de sorprender.

Así que te invito a que durante este verano te cuestiones sobre algo que está en tu vida diaria y que dabas por sentado que debía ser así, y que lo mires con los ojos de un explorador que redescubre el mundo. Estoy segura que encontrarás muchas razones para sorprenderte y para que a la vuelta de vacaciones puedas sorprender a tus alumnos.

Web de Almudena de Andrés: www.almudenadeandres.es

2 Comentarios

(SM no se hace responsable de los comentarios realizados por los usuarios).

Déjanos tu comentario

Rellena el siguiente formulario si quieres dejarnos tus comentarios. Es necesario rellenar todos los campos del formulario. Debes aceptar la política de privacidad antes de publicar. Todos los comentarios serán moderados y podrán ser eliminados si no cumplen las condiciones de publicación.

*:

*: