Padres responsables, niños responsables

03 de febrero de 2017
1
Padres responsables, niños responsables

Almudena de Andrés es Máster en Intervención Psicológica por la Universidad de Valencia (ADEIT), diplomada en Hipnosis ericksoniana (ADEIT) y Focusing (Instituto Thus), y es especialista en Coaching avanzado por la Universidad de Alcalá de Henares. Posee estudios de PNL (Programación Neurolingüística) con metodología DBM, Inteligencia Emocional; y es coautora del libro “Coaching a Escena”.

Cuántas veces se oye decir a los padres: “Esta tarde tengo que estudiar matemáticas que la niña mañana tiene examen” o “¡Esta tarde tengo un lío… en Plástica han mandado hacer un volcán y no veas lo complicado que es!”. Ha llegado un momento en el que los padres han vuelto a la escuela a estudiar y a hacer los trabajos de sus hijos. Y claro, que si ya es complicado trabajar, gestionar los horarios de los hijos y organizar una casa, imagínate si además de eso tienes que ponerte a estudiar de nuevo “la EGB”.

Muchos padres asumen las notas de sus hijos como si fueran sus propias notas. Tanto los padres como los niños tienen su sitio y su responsabilidad. Si los padres asumen el papel del niño no le están dando espacio y tiempo para que desarrolle sus propias habilidades y sus responsabilidades, más allá de las Matemáticas, la Lengua o las Ciencias.

Responsabilidad significa ser capaz de manejar algo con habilidad. Y si queremos que nuestros niños asuman sus responsabilidades tenemos que dejarles que realmente tomen conciencia de las consecuencias de no estudiar o de no sacar un diez. ¿Es algo tan traumático para un niño de ocho años que no apruebe un examen? Pues no debería serlo. Estamos educando a los niños en la cultura de la no-frustración. Si un niño no “aprueba”, puede que sea el momento para pedir ayuda a un compañero o para darse cuenta de que tiene que dedicarle más tiempo a asignaturas que le cuestan más. Y no pasa nada, para eso se va al colegio, para aprender.

Y muchas veces parece que cuando un niño no “aprueba” los evaluados sean los padres más que el niño.

Es que el error de base es pensar que al colegio se va a sacar “buenas notas”, o incluso a sacar mejores notas que otros, cuando la premisa básica es que al colegio se va a aprender y aprender también a disfrutar de conocer cosas nuevas. A aprender a cómo funciona el mundo para cuando se llegue a la etapa adulta nos podamos manejar en la vida con las herramientas suficientes como para hacerlo medianamente bien.

Si no, el resultado de eso puede ser niños dependientes hasta el grado de que cuando lleguen a un trabajo y tengan que asumir responsabilidades, llamen a sus padres a ver si pueden resolverles la papeleta.

Hay padres que piensan que la vida es competencia y que es importante que aprendan esto ya desde pequeñitos. Ese modo de pensar solo genera frustración, porque siempre habrá uno mejor que nosotros, y nunca nos saldrá todo bien. La cuestión no es ser el mejor, sino ser cada uno un poco mejor que el día anterior.

Si entramos en la competencia del aprendizaje se pierde el disfrute, el interés por aprender en sí mismo. El resultado será un mundo dónde estaremos siempre pendientes de lo que hacen los otros y siempre encontraremos elementos de insatisfacción, porque nunca seremos lo suficientemente buenos y siempre habrá alguien mejor que nosotros.

Sin embargo, si nuestra referencia es nuestro propio aprendizaje, nuestra propia evolución, encontraremos en el aprendizaje, en el colegio un espacio de desarrollo y disfrute que nos preparará para una vida real mucho más satisfactoria.

Así dejemos espacio para que los niños desarrollen su propia responsabilidad mientras que los padres asumen su papel como cuidadores y proporcionan los medios necesarios para que los niños puedan aprender en las mejores condiciones posibles (libros, habitaciones bien iluminadas, apoyo cuando las cosas no salen tan bien como las esperábamos…).

Página personal de Almudena de Andrés: www.almudenadeandres.es

1 Comentarios

(SM no se hace responsable de los comentarios realizados por los usuarios).
  • Pingback: Bitacoras.com

  • Déjanos tu comentario

    Rellena el siguiente formulario si quieres dejarnos tus comentarios. Es necesario rellenar todos los campos del formulario. Debes aceptar la política de privacidad antes de publicar. Todos los comentarios serán moderados y podrán ser eliminados si no cumplen las condiciones de publicación.

    *:

    *: