10 consejos básicos para superar con éxito los exámenes trimestrales

24 de febrero de 2017
2
10 consejos básicos para superar con éxito los exámenes trimestrales

Nos encontramos en el ecuador del curso y falta apenas un mes para que tengas que enfrentarte a los temidos exámenes trimestrales. Si piensas que a estas alturas ya está todo decidido, permíteme decirte que te encuentras en un gran error. ¡Con una buena planificación, estás a tiempo de superar los exámenes con éxito!

Consejo número 1: Escucha atentamente las explicaciones de tus profesores en clase, toma notas y pregunta todo aquello que no hayas comprendido.

Es un consejo realmente sencillo, ¿verdad? Algo que nos disgusta muchísimo a los profesores es que no nos preguntéis lo que no comprendéis. ¿Para qué venimos a clase sino? ¡Lo que queremos es que cada día, cuando salgáis del aula, hayáis aprendido algo nuevo y lo comprendáis perfectamente!

¡No lo dudes, pregunta siempre que tengas una duda!

Consejo número 2: Duerme el tiempo suficiente.

No te puedes imaginar, de verdad, la diferencia que puede existir en el rendimiento de una persona en sus estudios, en el trabajo, y casi en cualquier actividad, cuando ha descansado perfectamente y cuando le debe varias horas a la almohada.

Aunque ahora eres joven y rebosas vitalidad, tu cuerpo necesita descansar para recomponerse y para poder afrontar con éxito todas aquellas tareas que haces en tu día a día.

Quedarte un rato más viendo la tele, jugando a videojuegos, navegando por internet, etc. son tareas que te agotan aunque no lo notes, y que te van a pasar factura más adelante.

Consejo número 3: Rodeate de otros estudiantes que tengan el mismo objetivo que tú: pasar el curso sin tener que estudiar en el último momento.

Forma un grupo de estudio con compañeros que estén realmente motivados para superar el curso, elabora un plan de trabajo con ellos y dedica entre una hora y dos al día a estudiar juntos.

Piénsalo, aquello en lo que tú eres un crack puede ser la debilidad de otros, y seguro que esos otros te pueden ayudar a ti en aquellas materias en las que más flojeas.

El esfuerzo, si es repartido, es mucho más fácil de sacar adelante.

Consejo número 4: Haz siempre las tareas que te mandan tus profesores.

Los deberes a veces son un suplicio. A veces mandamos demasiados (lo sabemos, y nos gustaría mejorar en esto), y a veces te va a resultar difícil distribuir tu tiempo para poder hacerlos y realizar otras actividades.

Sin embargo, los deberes tienen una finalidad muy importante: te ayudan a reforzar tus conocimientos, a practicar aquello que has aprendido y, sobre todo, te hacen consciente de qué es lo que sabes, qué es lo que estás aprendiendo, y qué es en lo que tienes que mejorar.

Consejo número 5: Céntrate. Haz solo una cosa cada vez.

Hace algún tiempo se empezó a escuchar que las nuevas generaciones sois multitarea. Esto significa que, por alguna razón, algunos adultos piensan que sois especialmente válidos para hacer varias cosas a la vez sin perder efectividad en vuestro trabajo.

Permíteme que te dé mi opinión, que creo que coincide con la de muchos de mis compañeros. En realidad, para estudiar una de las condiciones más importantes es que estés totalmente concentrado en la tarea. Eso de pensar que puedes estar estudiando, al mismo tiempo que atendiendo lo que pasa en Twitter, y mientras estás planificando lo que vas a hacer el fin de semana, es un error tremendo.

Céntrate, cuando estás estudiando no tienes que estar pensando en nada más. Es un consejo sencillo, ¿verdad?

Consejo número 6: Sé consistente.

Son muchos los alumnos que han pasado por mi clase y puedo decirte, sin temor a equivocarme, que aquellos que no consiguieron obtener los resultados que esperaban no fueron consistentes en su trabajo.

El estudio, como el deporte y como casi cualquier otra actividad, es un hábito que hay que entrenar y que hay que alimentar.

No abandones a la primera de cambio. Mantén el hábito y, si algo no te va bien, cámbialo sin abandonar tu plan de trabajo. A la larga, verás que tu esfuerzo da resultado, y pocas cosas en la vida dan mayor satisfacción que el poder disfrutar de los propios éxitos.

Consejo número 7: Escucha a tus padres y amigos.

A veces, por vuestra edad, sois excesivamente tozudos y no estáis abiertos a escuchar críticas constructivas que tienen como objetivo ayudaros.

En realidad, aquellos que te rodean quieren que te vaya bien, y cuando te dan un consejo lo hacen para ayudarte y conseguir que superes todos los obstáculos del curso.

Tus padres fueron estudiantes, y pueden brindarte algo que es absolutamente maravilloso: su experiencia para que consigas superar el curso, y también para que no caigas en los mismos errores que ellos pudieron cometer.

Escúchales, ¡escúchales siempre!

Consejo número 8: Intenta estudiar siempre a las mismas horas, en el mismo lugar.

Hay un refrán muy famoso que dice que el hábito hace al monje. Lo que significa es que una de las claves del éxito de casi cualquier tarea se basan en repetir actividades de una manera constante.

Si quieres tener éxito en los exámenes, tu mente tiene que estar preparada para estudiar y aprender de una manera constante. Para hacerlo, es mucho más fácil si se acostumbra a estudiar en un horario establecido y en un lugar que le resulte conocido.

Intenta organizar tu horario para conseguirlo, y verás que los resultados son sorprendentes.

Consejo número 9: Toma apuntes en clase y utilízalos para estudiar. 

La mente de cada persona es totalmente diferente, y por esa razón cada uno aprendemos también de una manera diferente. Si intentas memorizar lo que dicen tus profesores, o lo que pone en tus libros, lo más seguro es que retengas una parte de esa información, pero ni la habrás aprendido ni serás capaz de utilizarla para resolver problemas o actividades.

Cuando tomas apuntes, traduces lo que dicen tus profesores en un código que es totalmente comprensible para ti, y haces tuyos esos contenidos.

Además, cuando vayas a repasar te resultará mucho más fácil recordar de qué van esos contenidos y podrás relacionarlos mucho más fácilmente.

Consejo número 10: Aleja las excusas de ti.

¡Un día es un día!, ¡mañana me lo estudio!, ¡falta mucho para los exámenes!, ¡no entiendo para qué quieren que aprenda esto!… ¡EXCUSAS!

Los mejores estudiantes no buscan excusas, son conscientes de lo que hacen, tienen unos objetivos bien marcados y buscan ante todo ser productivos en su tiempo de estudio.

Empieza a alejar de ti todas aquellas motivaciones que te perjudican en tus estudios, y céntrate en lo que ahora es importante.

¡Ya tendrás tiempo de disfrutar a tope un poco más adelante! Ahora estás estudiando, tienes un objetivo, y ni nada ni nadie se va a interponer hasta que consigas superarlo. ¡Este debe ser tu mantra!

2 Comentarios

(SM no se hace responsable de los comentarios realizados por los usuarios).

Déjanos tu comentario

Rellena el siguiente formulario si quieres dejarnos tus comentarios. Es necesario rellenar todos los campos del formulario. Debes aceptar la política de privacidad antes de publicar. Todos los comentarios serán moderados y podrán ser eliminados si no cumplen las condiciones de publicación.

*:

*: