El crepúsculo del laboratorio informático: ¿Por qué la alfabetización informativa pertenece a cada salón de clases?

20 de junio de 2017
0
El crepúsculo del laboratorio informático: ¿Por qué la alfabetización informativa pertenece a cada salón de clases?

Artículo original escrito por Brainly team

Lorena Casillas

Equipo Brainly España y América Latina

Tecnologías de la educación, educación en línea y redes sociales educativas para estudiantes

lorena.casillas@brainly.com

Cuando nos enteramos en la oficinas de Brainly de que la Doctora Kathy Kennedy, una experimentada profesora universitaria estaba animando a sus estudiantes universitarios a usar Brainly como una herramienta de aula, decidimos hacer nuestra tarea.

Aprendimos que la Dra. Kennedy, en su curso sobre medios sociales para profesores y entrenadores corporativos, estaba pidiendo a sus estudiantes graduados que explicaran cómo Brainly podría ser integrado en la planeación de sus clases. “El objetivo del ejercicio”, nos dijo en una entrevista desde su casa en Texas, “fue invitar a todos estos profesores, muchos de los cuales han estado enseñando por años, a repensar cómo instruimos a nuestros estudiantes a navegar en la información en línea. Por encima de todo, quería que mi clase reconociera que los estudiantes de hoy necesitan instrucciones muy diferentes para interactuar con la información de lo que los estudiantes necesitaban hace sólo unos años, me refiero a la vieja estrategia de enseñar la alfabetización informática en el laboratorio de computación o en la biblioteca. Pero en estos días los estudiantes están utilizando el Internet para ayudarse en cada una de sus clases. Eso significa que necesitamos estar entrenando la información en cada clase“.

La Dra. Kennedy explicó que cuando los estudiantes buscan información en línea tienden a tener una de dos experiencias. O bien se adentran en Internet por su cuenta y terminan en un mar inmanejable de información, o buscan en Internet de forma protegida, protegidos de la mala información por directrices impuestas por los profesores, los padres, o los filtros de software. El resultado es que los estudiantes raramente aprenden cómo evaluar la información de forma independiente. “Pero Brainly da a los estudiantes un equilibrio de orientación e independencia”, nos dice. Con Brainly, los estudiantes pueden hacer una pregunta, recibir respuestas y luego evaluar la credibilidad de lo que encuentran usando las funciones de verificación de respuesta de Brainly.

La Dra. Kennedy nos permitió generosamente publicar su plan de clases, el cual utiliza para instruir a otros maestros sobre cómo guiar las búsquedas de información en línea de sus estudiantes. En la clase, los estudiantes son invitados a hacer preguntas en Brainly y deben escribir un informe utilizando las respuestas que encuentran. “El beneficio de enseñar este plan de clases a otros educadores”, nos dice, “es que es altamente versátil. Se puede utilizar en cualquier nivel de grado y para cualquier tema. El objetivo es mostrar a los maestros que cada aula necesita tener un componente de información-alfabetización “.

Cuando a los estudiantes se les permite buscar en Brainly de forma independiente y cuando los maestros mantienen un grado de supervisión en los resultados de esas búsquedas, los estudiantes pueden aprender a decir información en línea en un contexto real. “Y la habilidad de contar buena información del mal es más importante ahora que nunca”, añadió el Dr. Kennedy. “Porque en mis cuarenta años como profesor nunca he conocido una época en la que los estudiantes estuvieran más confundidos acerca de qué hacer con la información que están encontrando a su alrededor”.

Eso llamó nuestra atención, las preocupaciones de la Dra. Kennedy acerca de cómo los jóvenes evalúan la información en línea se alinearon perfectamente con los resultados de nuestra propia investigación académica sobre la alfabetización informacional y nuestras conversaciones con otros profesores. Una y otra vez, hemos encontrado que los estudiantes de hoy en día están luchando para encontrar un camino útil a través del desierto de la información en línea.

La Dra. Kennedy escribió su tesis doctoral sobre tecnologías digitales de aprendizaje, y sus opiniones sobre cómo los estudiantes experimentan información se basan en su trabajo como educadora, bibliotecaria y consejera de currículo en escuelas primarias, intermedias, secundarias, postsecundarias y de posgrado. En cada nivel,nos platica, existen tres objetivos clave de aprendizaje que han guiado su filosofía de enseñanza. “Ya sea que esté enseñando a los estudiantes de primer o segundo grado”, dice, “las habilidades más importantes son la resolución de problemas, el pensamiento crítico y la gestión de la información.” Los maestros sobresalen en la enseñanza de la resolución de problemas. “Y aunque estamos mejorando en la enseñanza del pensamiento crítico, somos francamente terribles cuando se trata de la gestión de la información”.

La Dra. Kennedy explicó que los limitados recursos y los rigurosos requisitos de las pruebas frecuentemente impiden que los educadores proporcionen a los estudiantes suficiente instrucción en el aula para evaluar la credibilidad de la información. Los profesores tienden a manejar este problema al intervenir en las experiencias en línea de sus estudiantes, ya sea refrendando una lista de sitios web de confianza o prohibiendo totalmente a los estudiantes el uso de sitios web con información no recibida.

Para la Dra. Kennedy, este enfoque es a menudo necesario para los maestros que luchan con una inmensa carga de trabajo. Al mismo tiempo, le preocupa que proteger a los estudiantes de información de baja calidad no sólo no refleja sus experiencias fuera de clase con el mundo en línea sino que termina preparándolos para una versión de Internet que no existe. “Cuando vemos a los jóvenes dando por sentado que cualquier cosa que viene de Facebook o Instagram es confiable y factual”, dice ella, “es porque sólo los hemos entrenado para operar en ambientes informativos aprobados. Pero no los hemos entrenado para dudar, y no les hemos enseñado a responder inteligentemente a la desinformación “.

La Dra. Kennedy argumenta que este problema surge cuando se pide a los profesores que conciban la tecnología como un conjunto de habilidades prácticas para que los estudiantes adquieran y dominen. En otras palabras, se alienta a los profesores a percibir que la tecnología es inherentemente separada de la información. Pero para los jóvenes, las tecnologías digitales e Internet están integradas, características intrínsecas de la información misma. Para la Dra. Kennedy, los profesores pueden salvar esta brecha enseñando tecnología no como un conjunto de habilidades, sino como una forma de pensamiento crítico en el cual los estudiantes aprenden a manejar y evaluar la información. “Sería escandaloso”, explica, “pasar un tiempo en una clase de inglés enseñando a los estudiantes cómo cambiar las páginas de un libro. Pero eso es esencialmente lo que estamos haciendo ofreciendo clases de tecnología que enseñan a los estudiantes cómo escribir o cómo usar Excel. Estamos viendo clases de computación como clases de aprendizaje de herramientas. Pero la investigación muestra que los estudiantes son muy buenos en el aprendizaje de cómo utilizar las herramientas digitales por su cuenta. Nuestro trabajo como educadores es mostrar a los estudiantes cómo manejar la información que encuentran cuando usan esas herramientas. La mejor manera de hacerlo es enseñar a los estudiantes a pensar críticamente. Y pensar críticamente es el objetivo de ser educado de todos modos “.

Se anima a los profesores a percibir que la tecnología es inherentemente separada de la información. Pero para los jóvenes, las tecnologías digitales e Internet están integradas, características intrínsecas de la información misma.

En lugar de considerar la competencia tecnológica como una meta por derecho propio, la Dra. Kennedy propone seguir el liderazgo de los empleadores del mundo real e imaginar la tecnología como una característica incorporada del lugar de trabajo y una herramienta destinada a lograr algún otro resultado no relacionado. La Dra. Kennedy anima a los maestros a integrar la tecnología directamente en el plan de estudios, manteniendo un enfoque en las metas básicas de aprendizaje de la clase. Mediante el uso de Excel en tareas de biología o química, o Google Earth para la historia o la literatura, los profesores no sólo crean entornos informativos que son más relevantes para los estudiantes de la era digital, sino que pueden guiarlos a procesar la información en esos entornos.

Sitio web

https://brainly.lat/

Aplicación Android

https://play.google.com/store/apps/details?id=co.brainly&hl=es_419

Aplicación iOS

https://itunes.apple.com/us/app/brainly/id745089947?mt=8

 Facebook

https://www.facebook.com/brainlylat/

Twitter

https://twitter.com/BrainlyLat

Instagram

https://www.instagram.com/brainly.lat/

Déjanos tu comentario

Rellena el siguiente formulario si quieres dejarnos tus comentarios. Es necesario rellenar todos los campos del formulario. Debes aceptar la política de privacidad antes de publicar. Todos los comentarios serán moderados y podrán ser eliminados si no cumplen las condiciones de publicación.

*:

*: