Consejos para profesores en redes sociales durante las vacaciones

29 de Junio de 2017
0
Consejos para profesores en redes sociales durante las vacaciones

Una de las preocupaciones de los docentes respecto a las redes sociales es qué hacer con ellas durante el verano. ¿Dejo de tuitear? ¿Puedo poner cosas personales en ellas? ¿Y si al volver el contenido no es adecuado para las tareas docentes.

Es un problema de difícil solución, pero que se puede aplicar a prácticamente cualquier oficio. Para mi, la única regla es el sentido común y la coherencia.

Cada red social tiene su propósito

Si eres usuario activo de las redes sociales, ya debes de saber que hay redes sociales más profesionales y otras más personales. De hecho, cada una tiene su propio foco.

  • Facebook es más personal: Agregamos a amigos y familiares
  • Twitter tiene un estilo más opinativo, libre y abierto. Hay quién escoge que sea personal y quién decide que sea profesional.
  • Linkedin es claramente profesional y no encaja un contenido personal aquí.
  • Instagram es bastante persona en mi opinión pero al ser una red social en que los jóvenes son muy activos, para el docente puede ser profesional al considerarlo una vía de comunicación con ellos.

En este caso tendremos que identificar el foco que queremos tener en cada red y ser fiel a esa decisión en la medida de lo posible.

Sentido común en redes sociales

Cualquier norma o directriz que podamos poner aquí se basa en el sentido común. En primer lugar porque cualquier cosa que subamos a las redes sociales, o al Internet en general, deja una huella digital. Si subimos una imagen estamos de hecho renunciando a nuestra privacidad.

Precisamente por eso, seamos docentes o no, es importante utilizar las redes sociales con sentido común. Ser conscientes de la huella digital que dejamos en las redes sociales

Si nos dejamos guiar por esta primera regla no tenemos porqué ponernos a borrar todo lo que hayamos compartido. En cualquier caso, hay redes que no son adecuadas para entablar una relación con el alumno, si nuestro foco es el de compartir nuestra vida privada.

Pero también digo sentido común porque cada docente representa unos valores como profesional. No sería lógico ni usar la cabeza publicar contenidos adultos cuando nuestro público en redes sociales son alumnos menores de edad.

Pongamos un ejemplo…

Imagina que utilizas tu página de Twitter para compartir cosas sobre educación sobre las materias que impartes, e incluso para comunicarte con los alumnos o para algunas tareas académicas. Al llegar el verano, es posible que quieras tuitear sobre tus vacaciones o sobre lo que haces, sobre política, etc.

¿Cómo proceder? La realidad es que tu cuenta de Twitter es pública, lo que allí compartas, lo podrá ver cualquiera. SI al volver al trabajo después del verano borras el contenido, no lo verán los que accedan después, pero es posible que esa información ya haya sido vista.

Pero en general, si compartes con cabeza y sentido común, no creo que haya necesidad de borrar contenidos ni tampoco en dejar de publicar completamente. Es normal que si te vas de vacaciones dejes de compartir contenidos profesionales y publiques alguna foto en la playa.

¿La solución? Como digo, no hay una solución fácil. Pero las redes Sociales cada vez nos están dando nuevas herramientas para poder compartir contenidos de formas muy diversas.

Por ejemplo una red social muy versátil es Facebook. En este sentido puede ser ideal para entornos académicos porque podemos trabajar con alumnos y otros profesores dentro de grupos creados para este objetivo sin tener que ser amigos. De esta forma mantenemos nuestra privacidad, y podemos publicar en vacaciones lo que queramos de forma tranquila.

También en Facebook podemos utilizar los filtros de privacidad para no mostrar determinadas publicaciones a determinadas personas. Por ejemplo, una fotografía con la familiares podemos restringirla para que solamente la vean nuestros familiares.

El caso de Instagram también está algo limitado, similar a Twitter. De nuevo, aunque no son canales especialmente creados para el entorno educativo, es entendible que en épocas lectivas el contenido sea más profesional.

Contextualizar los mensajes

Eso sí, en la medida de lo posible es recomendable crear canales o hashtags (etiquetas) para cada grupo de alumnos, actividades, equipos docentes, etc. nos facilitará la tarea de organizar la información y siempre ligaremos cada mensaje a un contexto.

Por ejemplo, los mensajes de un debate sobre #ClaseDeMarketingEmocional irán en ese hashtag. Mientras que para otros temas podremos etiquetar los contenidos acorde a su contexto: #ocio, #tiempolibre, #vacaciones, #domingueo, etc.

Todo el mundo tiene varias facetas en su vida, es inevitable que nuestras redes también sean así. La alternativa será crear una cuenta para cada ámbito, algo que no recomiendo. Las RRSS son un foro publico en el que todo el mundo lee y es leído, crear varios perfiles puede asociarse a que queremos ocultar una parte de nosotros y que aún así sigue siendo visible.

Al final consiste en compartir contenido, profesional con sentido común y contextualizando nuestro mensaje a nuestro entorno, y también a nuestro público.

Ana Mocholí, periodista y profesional de la comunicación para empresas. Actualmente trabaja como PR&Communications Manager en Lucera.es.

Déjanos tu comentario

Rellena el siguiente formulario si quieres dejarnos tus comentarios. Es necesario rellenar todos los campos del formulario. Debes aceptar la política de privacidad antes de publicar. Todos los comentarios serán moderados y podrán ser eliminados si no cumplen las condiciones de publicación.

*:

*: