A ti, docente

26 de septiembre de 2017
0
A ti, docente

A ti, docente, qué importa tu sexo o tu edad, si impartes clase en Infantil, Primaria o Secundaria, si eres de ciencias o de letras, si trabajas en un centro urbano o en uno rural.

A ti, docente, que tan importante eres siempre antes de las elecciones, y que escuchas con entusiasmo y cierto escepticismo las novedades de esa futura ley educativa que, por fin, te permitirá trabajar centrándote en lo que realmente te importa, que son tus alumnos.

A ti, docente, que cualquiera tiene derecho a decirte cómo tienes que realizar tu trabajo, o que consiste en repetir todos los años lo mismo, o que tienes el privilegio de trabajar solo unas pocas horas porque todas esas horas que trabajas, pero no estás en clase, son invisibles a la inmensa mayoría.

A ti, docente, que tienes que aguantar que te paren por la calle, o en cualquier comercio, o cuando estás disfrutando de tu tiempo libre, porque se entiende que existe el derecho a una tutoría en cualquier lugar y a cualquier hora.

A ti, docente, que pasas las tardes corrigiendo exámenes, o formándote en cursos para mejorar en la práctica de tu trabajo, o completando una pila de documentación que has de tener permanentemente actualizada.

A ti, docente, que elegiste tu profesión de una manera totalmente vocacional, y que no pierdes tu entusiasmo ante el inicio de un nuevo curso, y que disfrutas de tu trabajo aún cuando no puedes ejercerlo con todos los medios que necesitas.

A ti, docente, que sabes que la excelencia en tu trabajo es el resultado de un delicado equilibrio entre la teoría y la práctica, en la armonía de cada grupo de alumnos para conseguir lo mejor de cada uno de ellos, en ser exigente sin ser excesivamente rígido, en saber transigir cuando es necesario y en sortear todos aquellos obstáculos que amenazan al desarrollo del curso.

A ti, docente, gracias.

Gracias por sonreír todos los días al iniciar la clase.

Gracias por mantener la ilusión en tu trabajo a pesar de todo.

Gracias por seguir pensando que un mundo mejor es posible, y gracias por luchar día a día por conseguirlo.

Gracias por tu entrega, por tu pasión, por no desfallecer, por ofrecer tu apoyo a aquellos compañeros y compañeras que necesitan tu apoyo a lo largo del curso.

Muchas gracias de corazón, docentes.

Déjanos tu comentario

Rellena el siguiente formulario si quieres dejarnos tus comentarios. Es necesario rellenar todos los campos del formulario. Debes aceptar la política de privacidad antes de publicar. Todos los comentarios serán moderados y podrán ser eliminados si no cumplen las condiciones de publicación.

*:

*: